Los diputados nacionales por Salta Javier David y Miguel Nanni y los exministros de Educación y Derechos Humanos, Roberto Dib Ashur y Marianela Cansino son algunos de los que pasaron por "Tu voz, mi voz, nuestras voces", el espacio de radio en el que se unieron chicos y chicas de tres escuelas salteñas. Tienen de 8 a 13 años y salen al aire todos los sábados por FM 100.1.
El proyecto surgió de un taller de radio que se dicta en las escuelas José de San Martín, Bernabé López y Patrick Dragon.
En el aula, los alumnos investigan, leen, practican, hacen producción y graban algunos segmentos. Y los fines de semana se encuentran para compartir tres horas en la radio municipal de Vaqueros.
El programa que hacen se escucha los sábados de 10 a 12 y de 16 a 17. Los chicos y chicas se van turnando para hacerse cargo de la conducción, locución y operación.
"Lo que más me gusta de esto es que los grandes se den cuenta de que, aunque tengamos menos experiencia, somos capaces de hacer cosas", le dijo a El Tribuno María Carrizo, de 13 años.
La lista de entrevistados que consiguieron hasta ahora también incluye a escritores, cantantes y docentes, entre otros invitados. Pero el programa además suma información, debate y entretenimiento.
Emiliano Vieyra tiene 13 años y es uno de los conductores. Dice que el periodista Nelson Castro está entre sus referentes y agradece tener la oportunidad de expresarse. "Lo que más me interesa es opinar libre y públicamente sobre lo que quiera y sin que nadie me detenga", señaló.
A Zaira Vera, de 12 años, lo que más le gusta de hacer el programa es "ocupar todos los aparatos de la radio". Belén Saravia tiene 11 años y es una de las que ya saben que, cuando sea grande, quiere trabajar de periodista. "Lo que más me atrae es entrevistar", aseguró.
Contenidos
Los temas de actualidad marcan la agenda de "Tu voz, mi voz, nuestras voces". La foto del niño de tres años que se ahogó mientras intentaba huir de la guerra de Siria con su madre y apareció sin vida en una playa de Turquía fue uno de los temas que analizaron el año pasado.
También estudian episodios de la historia y luego interpretan guiones en los que cada uno debe asumir el rol de un personaje diferente.
"Este proyecto surgió por la necesidad de brindar un espacio de comunicación, donde los niños y adolescentes puedan expresarse, siempre desde la mirada que tienen ellos mismos de la realidad", explicó Virginia Franco, docente responsable del taller de radio.
Un 80 por ciento de los niños, niñas y adolescentes no se siente reflejado en los contenidos que publican los medios nacionales de comunicación, según una encuesta realizada por Unicef. El estudio indica que el 96 por ciento ve televisión, pero el 53 por ciento no confía en lo que ve.
Tener la oportunidad de expresarse está entre los derechos de los niños, niñas y adolescentes. "La propuesta está basada en potenciar el interés de cada uno. Se los incentiva a hacer lo que más les guste, como periodistas deportivos, locutores, actores de radioteatro, humoristas o críticos", destacó Virginia Franco, quien trabaja para que el taller sea un espacio de motivación permanente.
Los protagonistas
Sofía, Luz, Zaira, Belén, Aylén, Josefina, María, Malena, Gian Franco, Tobías, Florencia, Máximo, Emilliano, Candelaria, María Magdalena, Alejo y Martina son algunos de los protagonistas de “Tu voz, mi voz, nuestras voces” que recibieron a El Tribuno en el colegio Patrick Dragon para contar su experiencia.
“La ley de servicios de comunicación audiovisual y la Convención Internacional de los Derechos del Niño promueven la participación de los chicos y chicas como receptores críticos, protagonistas y productores de mensajes en los medios de comunicación”, señaló Virgina Franco, docente del taller de radio.

El sueño de hablar con Evo Morales

Los chicos y chicas de “Tu voz, mi voz, nuestras voces” buscan desafíos cada vez más grandes. En noviembre de 2014, días antes de que el presidente de Bolivia Evo Morales visitara Salta, lograron que acreditaran a varios integrantes del grupo para una conferencia de prensa que iba a dar el mandatario.
Estuvieron puntuales en el lugar del encuentro, la UNSa, con sus credenciales y sus preguntas preparadas, pero el presidente no tuvo tiempo por cuestiones de agenda y el sueño quedó pendiente.
“Los periodistas de Clarín querían saber que íbamos a preguntar”, recordó Sofía Chaparro, de 13 años.
“Siempre pensamos los cuestionarios nosotros mismos”, dijo Emiliano Vieyra, de 13 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora