La situación contractual de la concesionaria de ruta 9/34 con los bomberos rosarinos no es de la mejor, puesto que el pago por los servicios realizados no se regulariza.
Es la situación que viven por estos días los Bomberos Voluntarios de Rosario de la Frontera con la empresa concesionaria de la ruta nacional 9/34, en el tramo comprendido entre Molle Yaco (Tucumán) y el río Las Cañas, que divide los departamentos de Metán con Rosario.
El meollo de la cuestión es la deuda que mantiene la concesionaria con los bomberos por los servicios que estos últimos brindan en la ruta nacional. La deuda supera los 300 mil pesos.
Si bien, en noviembre del año pasado, Vial NOA canceló dos cuotas con los bomberos y destrabó las intenciones de los bomberos de no prestar el servicio de ruta, justamente por la abultada deuda, hoy todo volvió a foja cero. Es decir: la deuda en vez de bajar sigue subiendo y a los bomberos les resulta difícil realizar los servicios por los costos que les significa mover el parque automotor, las herramientas de trabajo y el propio personal.
Sumado a todo esto, el personal de Vial NOA está en estado de asamblea por una supuesta deuda que la empresa mantendría con los propios empleados, que informaron que además se estaría analizando si continúa al frente de la concesión o se rescindirá el contrato con la Dirección Nacional de Vialidad "porque los números no le cierran".
Y si por si fuera poco, el estado de la ruta 9/34 es calamitoso, principalmente en el tramo comprendido entre Rosario de la Frontera y Metán, que son 35 kilómetros.
"Estamos hablando de más de 300 mil pesos, que es mucho para nosotros y quizás poco para otros. Pero este dinero es necesario para el funcionamiento diario, para cubrir los distintos eventos que nos toca salir, tanto en el ejido urbano y caminos vecinales, como las rutas nacionales 34 y 9", manifestó a El Tribuno el presidente de los Bomberos Voluntarios, Gustavo Díaz.
"Sumado a todo esto, sabemos que los empleados de Vial NOA están en asamblea, situación que nos preocupa y si no se vislumbra una salida, seguramente, iniciaremos las acciones correspondientes para que nos paguen", agregó.
La empresa tiene un convenio con los bomberos por medio del cual la empresa debería abonar $30.000 mensuales a la institución, a cambio de que los servidores públicos asistan en todos los siniestros que se produzcan en la ruta entre el límite con Metán y el límite con Tucumán.
"Nos preocupa sobremanera el mal estado de las rutas, la falta de mantenimiento y la cantidad de accidentes registrados", dijo el jefe de bomberos voluntarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora