El martes pasado entre las 13 y las 19 personal de aduana junto al de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) lograron el secuestro de unos 3.000 proyectiles marca Orbea. Según trascendidos en medio de un profundo hermetismo, lo secuestrado sería un número mayor al que se dio a conocer. El camión que transportaba la carga ilegal tendría la patente de Bolivia y en el momento que atravesaba por el escáner del control, su chofer logró darse a la fuga con destino al vecino país.
Según fuentes policiales, el camión procedente de Jujuy estaría ligado a una empresa de transporte internacional conocida como Sion S.R.L. y su chofer, Manuel Aguirre, pudo escapar con destino a Bolivia mientras el vehículo era examinado por personal aduanero.
Secuestro de dinamita
Hace unos días personal de Gendarmería Nacional logró el secuestro de 500 cartuchos de dinamita en gelatina. Se produjo cuando tres hombres argentinos pretendían llegar a Jujuy. Un control de ruta realizado por el personal de la Sección 28 de Julio de Gendarmería Nacional, sobre la ruta 50, cerca de Orán, detuvo a un auto sospechoso. Tras la requisa secuestraron las cajas con la carga ilícita, una enorme cantidad de explosivos. Los elementos incautados eran de 500 cartuchos de dinamitas y 5 rollos de cordón detonante. Los argentinos quedaron a disposición del Juzgado Federal de Oran.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora