Para los discapacitados con sillas de ruedas resulta una verdadera odisea viajar en Saeta. La empresa programó diferentes horarios para mayor comodidad de los discapacitados, pero ese compromiso no se cumple.
Sólo al mediodía aparece algún colectivo con rampas o piso bajo, que recorre el tramo desde El Carril a Salta. Las quejas son interminables y recurrentes. Del lado de la empresa se escuchan respuestas de algunos choferes que rozan la discriminación.
"Son pocos, que viajen en un horario central", fue el desgraciado comentario de un chofer de la línea que cubría el tramo El Carril - Salta el jueves.
No es la primera vez que se reclama por esta situación. Se sabe que hay varios colectivos con piso bajo por eso no se entiende por qué no se aplica el protocolo de inclusión que tanto se brega para darles a nuestros discapacitados, para que tengan las mismas oportunidades que el resto.
"Hace mucho que estoy pidiendo por un colectivo con piso bajo. No soy el único en sillas de ruedas. Antes andaba uno por la mañana, otro al mediodía y uno en la tarde. Podía hacer mis trámites temprano. Ahora sólo viene el colectivo con piso bajo al mediodía y no todos los días. Me siento discriminado. Si no fuera por la ayuda de los vecinos, que en andas me suben al colectivo, me quedo sin viajar. Soy como un bicho, que debe pedir ayuda para trasladarse y hacer trámites en Salta", relató César Mamaní.
El hombre que se desempeña en la comuna de El Carril y es uno de los referentes gremiales, ya había efectuado una serie de reclamos por la intolerable situación de no poder trasladarse por las veredas y edificios de las reparticiones públicas, porque no cuentan con rampas ni accesos para discapacitados.
"Te bajás del colectivo y es todavía peor por los obstáculos que hay en las veredas. Las personas con problemas motrices padecemos mucho por intentar integrarnos. Las barreras urbanas son terribles".
Eduardo Aramayo, de Rosario de Lerma, también usa sillas de rueda y expresó como idea, "sería bueno que nos pongan un transporte sólo para los discapacitados motrices. Ya que las empresas, y parece que el Estado también, no quieren aceptarnos como ciudadanos normales. Podrían solucionar este problema de traslado con un transporte especial solo para nosotros".
Aunque no hay un relevamiento de la cantidad de vecinos que usan sillas de ruedas en la región, se observa que muchos discapacitados logran insertarse a la vida cotidiana a partir del estudio y el trabajo. En establecimientos educativos, en comercios o en las municipalidades trabajan discapacitados motrices. Las dificultades que afrontan para llegar a los lugares donde se desempeñan es visible. Pasa el tiempo y aún nadie logra hacer respetar la ley de accesibilidad a las personas con movilidad reducida.

Proyecto de rampa especial

A propósito del problema de los discapacitados motrices, un concejal de El Carril presentó una interesante idea para los vecinos que usan sillas de rueda.
"Las puertas de los colectivos son angostas y todos no traen piso bajo. Por eso diseñamos con un herrero amigo una especia de rampa graduada manualmente, para que los discapacitados motrices puedan acceder a todo tipo de colectivos. La misma estaría colocada en cada parador del pueblo y podría ser utilizada con una rampa que bajaría el mismo discapacitado hacia el estribo del colectivo. Lo único que hará falta es voluntad de parte del chofer, porque demorará solo un instante", explico Rubén Sánchez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 8 meses

Este tema de los omnibus de piso bajo y rampas para discapacitados me hizo acordar de lo que dijo el encargado de transportes de un municipio en Estados Unidos: sería más barato y práctico tener alginas van (traffic) especiales para buscar y llevar a estas personas que adaptar todos los ómnibus para el uso de discapacitados motrices. No ocurrirá lo mismo aquí?. Si es así sería cuestión de ponerlo en práctica, eso sí, dándole a cada uno una clave para que no haya llamadas falsas.


Se está leyendo ahora