Enviado especial, desde Oruro
Los números son contundentes: más de 140 barrios están afectados por la falta de agua, dos horas de servicios cada tres días y una represa que abastece a casi toda la población, con pocas reservas.
Muchos sectores de Bolivia sufren desde hace dos meses la peor sequía en los últimos 22 años y las zonas por donde atraviesa el Dakar son de las más afectadas, lo que puede empeorar el paso del rally más importante del mundo por estas tierras.
Por eso, hasta anoche había incertidumbre respecto a lo que sucedería en el trayecto que se desarrollará hoy entre Oruro y La Paz, para cumplir la etapa 6 de la competencia, porque los piquetes están a la orden del día en los diferentes accesos en una de las ciudades más importantes de este país. Y los bolivianos han dado muestra de ser difíciles de contener si de protesta se trata.
Dakar 2017 etapa 5 Oruro3.jpg
El campamento de Peugeot, con las carpas de Loeb, Peterhansel, Despres y Sainz, la única que se mostró cerrada. (foto Julio Nakhle)

Si bien es en general por la falta de un servicio tan importante como el agua, lo que más enojó al pueblo boliviano es que las autoridades no previnieron el faltante en las represas y el suministro se cortó de un día para el otro, justo en la llegada del gran circo dakariano.
De hecho, cuando el Dakar confirmó su presencia en este país, acordó en traer su provisión desde el exterior en camiones cisterna. Tanto los medios como los pobladores indicaron que el problema no solo fue el faltante de agua, sino negligencia de los gobernantes.
En Oruro, el campamento estuvo situado en Puerto Seco, a 10 kilómetros de la ciudad y durante todo el día las lluvias no cesaron. Aún así el agua seguirá siendo un problema, no solo hasta que el Dakar vuelva a la Argentina, sino que además continuará la falta de servicios en los próximos meses.
Los pilotos fueron quienes más debieron soportar las bajas temperaturas y las inclemencias del tiempo. El último tramo de la especial de la etapa 5 se suspendió, por lo que los participantes debieron cambiar de trayecto y continuar el tramo hacia el campamento por carretera. Muchos de ellos debieron ser asistidos de inmediato, porque además de la Puna llegaron destemplados. El filtro en esta edición cada vez es más frecuente y todavía falta lo más complicado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...