*

Pese al papelón en el concurso, Robbio Saravia a un paso de ser juez
Tal como lo adelantó El Tribuno, el polémico exfuncionario Pablo Robbio Saravia quedó en la terna de la que saldrá el juez de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo de Segunda Nominación.
Esto se desprende de la nómina que le remitió el Consejo de la Magistratura al Poder Ejecutivo para que elija. El tema es que la semana pasada el exsecretario Legal y Técnico de la Provincia se presentó a una entrevista prevista en el concurso y falló en respuestas básicas sobre la función que quiere ocupar.
De acuerdo a lo que informó el Consejo de la Magistratura, la terna fue elevada sumando el puntaje de los antecedentes con los obtenidos por los profesionales en la evaluación escrita y la entrevista personal, quedando, por orden alfabético, de la siguiente manera: Gálvez, Juan Antonio: 61,30 puntos; Moreno, Graciela Edith: 71,53 puntos y Robbio Saravia, Pablo: 54,55 puntos
"En el orden de mérito de los concursantes se ubicaron detrás de los ternados Rafael Aníbal Ojeda con 46,80 puntos y Flavia María Marta Calvente Mazzone con 44,84 puntos", señaló el Consejo.
En varias oportunidades en que se abrieron concursos para cargos de jueces, de acuerdo a los apellidos y parentezcos que aparecían, El Tribuno anticipó quién se quedaría con ese cargo.
El bochorno
La semana pasada, un periodista de FM Profesional grabó la evaluación oral que le tomaron a Robbio Saravia.
La grabación permite advertir, sin mayores conocimientos de derecho, el grado de preparación y conocimientos que tiene Robbio Saravia para el cargo que aspira a ocupar en el fuero contencioso administrativo de Salta.
Ante una pregunta básica que le formuló la consejera Analía Villa sobre las demandas presentadas por accidentes de trabajo de empleados públicos, el exsecretario ejecutivo de la Comisión para la Elaboración del Nuevo Código Procesal Contencioso Administrativo contestó que esa es una "competencia del fuero de trabajo".
La respuesta llevó a la consejera Villa a "recomendarle" que lea un fallo que dictó la Corte de Justicia de Salta, en agosto último, y que ratificó la competencia del fuero contencioso administrativo en esos juicios.
Un pesado antecedente
En abril de 2013, Robbio Saravia estuvo envuelto en el escándalo del barrio Lomas de Medeiros.
Le habían adjudicado allí una de las viviendas sociales que el gobernador Juan Manuel Urtubey luego desadjudicó en medio de una desbordante indignación social.
El entonces secretario Legal y Técnico tenía declaradas tres propiedades: una San Lorenzo, otra en Pinamar y la tercera en Alsina 728 (Salta).
Robbio ofreció entonces su renuncia, pero el gobernador lo definió como “un pobre funcionario”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...