*

Pese a la demora, Universo Casuo deslumbró
Volver a ser niños. De eso se tratóUniverso Casuoayer en el microestadio Delmi. El show comenzó con un retraso de unas dos horas y Marcos Casuo, a puro oficio, levantó los ánimos del público y lo introdujo en una realidad de ensueño. Les contó unahistoriaambientada en un universo paralelo donde todo es posible.Clown, su personaje, había percibido que la Tierra, que antiguamente estaba exultante de colores, ahora se veía desteñida y apagada. Por sus preocupaciones cotidianas los hombres dejaron de soñar y si la situación continuaba así se ponía en riesgo la supervivencia de los seres mágicos. Por ello, había decidido atravesar un portal y entrar en nuestro mundo para restituir los sueños y las fantasías a la humanidad.
Embed
En este marco, hubo espacio para la improvisación y la calidez. Por momentos, bromeó sobre Messi y Mascherano -que la tradicional rencilla entre Brasil y Argentina por el fútbol no iba a ausentarse-, por momentos abrió el pecho para mostrar que tiene bien puesta la camiseta argentina.
Universo Casuo pidió disculpas al público de Salta
Una música vibrante y la voz increíblemente potente de una soprano acompañaron las acrobacias de los artistas con aros y sobre trapecios y telas.
Embed
Con movimientos sumamente estéticos ofrecieron una muestra de la capacidad de elasticidad humana que se puede adquirir con práctica y concentración. Los malabaristas demostraron que se puede arrojar y equilibrar cinco albatros y tres pares de aros al mismo tiempo.
payaso.jpg
Marco Casuo
Marco Casuo
El vestuario del espectáculo colmó la mirada: hecho a mano fue pintado siguiendo lineamientos de cromoterapia, usando los tonos infinitos del universo que es vasto y rico en degradés, brillo, colores y, principalmente, luz. Estos ropajes se lucieron entre los 13 actos cuya realización conllevó muchos efectos especiales. Las luces hicieron foco en un público gustoso de participar y pocos fueron los elegidos para jugar a la pelota con el clown o para interactuar con él en un número muy divertido. Ante la molestia de la gente por el retraso, el payaso pidió perdón, las adjudicó a la rotura del micro que los trasladaba. Al despedirse, prometió volver a Salta.
Embed
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...