Hace unas semanas Walpaq le regaló a Picatto una ilustración de un pájaro. El la recibió y le comentó que también tenía una serie de obras de aves. Entonces se les ocurrió hacer una exposición juntos. Y se echaron a volar. Reunieron sus obras en este "Paraíso místico", la muestra que permanecerá montada durante un mes en la Casa con Luz El Pucará (Ibazeta 1472).
Visitaron sus respectivos talleres, eligieron sus obras y hasta intercambiaron una, que luego cada uno intervino y le puso su propio sello artístico.
"Yo tenía hecha una serie de trabajos guardados. Vengo laburando con esto hace mucho y en un tiempo hacía rostros", contó Picatto. Y agregó: "La idea en esta exposición era mostrar el trabajo de cada uno por separado y el que hicieron en conjunto y esta coincidencia", dijo.
Walpaq, por su parte, contó: "Desde un principio el tema recurrente en mi obra es la naturaleza. Entonces dichosamente con Nico que estaba trabajando paralelamente y no teníamos esta afinidad afectiva nos dimos cuenta que trabajábamos temas parecidos, no sin saberlo, pero no encontrándonos".
Picatto trabaja aves en palma con materiales reciclados, la técnica de tallado y pintura. Walpaq pinta aves en composiciones pictóricas llenas de color.
Llamaron "Paraíso místico a la muestra" porque ambos artistas consideran que, de alguna manera, las aves son una representación mística. "Lo que sintetizamos en la exposición es el universo de cada uno y que en algún punto es compartido por los dos, el hecho de reivindicar este espacio natural del cual todos formamos parte. Eso para mí, particularmente, fue muy lindo", dijo Walpaq.
Intercambio artístico
En la muestra se expone una obra de Picatto intervenida por Walpaq y una de Walpaq intervenida por Picatto. "Es muy interesante apropiarse del trabajo del otro desde lo artístico, hacerlo uno y así comenzar a mirarlo con otros ojos. No exponer con esa tensión que hay en hacer una exposición colectiva en la que las obras de cada uno están separadas por sector, sino simplemente dejarse llevar, intervenir positivamente la obra de otro porque uno termina siempre creciendo", dijo Walpaq.
Agregó luego que la temática que los lleva hacia lo místico es el hecho de que como artistas sienten profundamente que el proceso de arte conciente hace que estén atentos a esa mística que hay entre las personas que se convocan alrededor de un hecho artístico. "Por ahí uno simplemente está desenfocado pero ocurren cosas místicas todo el tiempo, mientras a veces estamos contaminados de muchas otras cosas y preocupados. A veces no nos damos cuenta de que estamos viviendo cosas muy lindas sin saberlo y no le damos significado a un montón de experiencias que quizás realmente son las que van cambiando nuestra vida", dijo.
La muestra permanecerá montada en Casa con Luz El Pucará. Este nuevo espacio, que tiene sus puertas abiertas al arte hace ya varios meses, se creó con el objetivo de generar un sitio artístico que albergue a distintas expresiones del arte de manera alternativa e independiente.
Se puede visitar con entrada libre y gratuita en Ibazeta 1472.
"Exponer acá también tiene una mística especial, no es como hacerlo en cualquier museo u otro espacio", dijo Walpaq.
Pase, vea y respire arte.

La Casa con Luz El Pucará

Pucará es "fortaleza", en quechua y es el nombre que lleva la casa de arte en Ibazeta 1472, donde se montó la muestra de Walpaq y Picatto.
Luis Mac Farling es el artista que coordina ese colorido espacio. "La idea era hacer algo alternativo, una casa abierta al arte en sus diferentes expresiones", comentó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora