El acoso escolar tiene en jaque a la familia de un chico de 13 años que concurre a la Escuela de Educación Técnica 3134, de la ciudad de Orán.
Verónica Céspedes y Haydee Olivera, mamá y abuela del niño respectivamente, señalaron que desde hace tiempo el menor viene sufriendo distintas agresiones de parte de otro alumno de la institución.
Advirtieron, además, que a pesar de las quejas presentadas en la escuela, la institución nunca tomó medidas.
Según Verónica, el primer hecho ocurrió en abril, cuando a la salida del colegio un alumno persiguió al menor unas 5 cuadras y de un puñetazo le partió el labio.
Durante los meses siguientes, varios compañeros de curso continuaron con distintas agresiones hasta que la semana pasado uno de ellos lo golpeó en el ojo y le dejó un gran hematoma.
La mamá expresó que fue en reiteradas oportunidades a entrevistarse con la directora del establecimiento. "La directora nunca está, solo me atiende la vicedirectora, pero nunca tomaron medidas para solucionar el problema".
Verónica comentó que el abuelo del menor debe llevarlo y traerlo de la escuela para cuidar su integridad física.
Por ambos casos ya hay denuncias policiales radicadas.

La versión de la institución
Inés Aillón, vicedirectora del establecimiento, aseguró que recién tomó conocimiento del tema el viernes pasado, cuando la abuela del menor hizo la denuncia en la institución.
"Ante ello, llamamos a los padres de ambas partes, porque cada alumno lleva su versión. Como el tema ya está judicializado, recién podrán presentarse el jueves para intentar acercar a las partes", afirmó la mujer.
Aillón explicó que hay un nivel muy alto de violencia. "Trabajamos con el equipo interdisciplinario de la escuela, pero nunca se llegó a algo tan grave como este hecho", dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora