En la jornada de ayer diferentes organizaciones que velan por la igualdad de género conjuntamente con el Observatorio de Violencia contra la Mujer, puesto en marcha el 25 de noviembre de 2015, elevaron un petitorio de reivindicaciones a la Legislatura provincial. Entre los principales requerimientos se destaca la sanción de una ley que estipule una ayuda económica mensual para los hijos de las víctimas de femicidio.
El documento fue recibido por los diputados oficialistas Lucas Godoy y Emanuel Sierra. De la recepción también participó otra legisladora referente del sector, Matilde Balduzzi.
El documento presentado pide la sanción de "ley Brisa", un proyecto enarbolado por los grupos feministas para que el Estado se haga cargo de proveer una ayuda económica mensual para los hijos de víctimas de femicidio.
El nombre simbólico del proyecto se toma por el caso de Brisa Barrionuevo, una niña que a los tres años quedó sin madre y con su padre femicida preso.
Según el Observatorio de Femicidios Marisel Zambrano, organismo que forma parte de la ONG La Casa del Encuentro, desde 2008 hasta 2014 un total de 2.146 niños y niñas sufrieron el asesinato de sus madres. Actualmente, ni la hacienda nacional ni la provincial expenden ningún tipo de erogación en favor de esos chicos.
En el mismo sentido, se solicita que las mujeres que denuncien violencia perciban un auxilio económico. En muchas situaciones es la dependencia patrimonial y económica la que imposibilita a la víctima salir del laberinto de opresión.
Presupuesto
Otro reclamo altisonante fue el presupuestario, porque se presupone que sin fondos el funcionamiento de las organizaciones y las entidades estatales específicas, como el Observatorio de la Mujer, está restringido. El Observatorio pidió 5 millones para su ejercicio 2016 y recibió solo 3.
Las organizaciones también pidieron capacitación en perspectiva de género para todo el personal de las oficinas públicas y que las leyes que ya existen sean implementadas. Asimismo, remarcaron que una norma no cambia una realidad cultural pero que "no deja de ser importante que se las respete".
El encuentro se realizó en las oficinas de la comisión de Legislación General del sito en Mitre y Leguizamón. Esa unidad está presidida por Godoy, quien impulsó diversas leyes atenientes a esta temática. Justamente él debió justificar a su padre, quien encabeza la Cámara Baja desde hace más de una década, porque se había comprometido a asistir personalmente a recibir el texto elaborado por las organizaciones. "Tenía muchas ganas de venir pero está enfermo. Anoche (por la noche del lunes) estuvimos hablando y me dijo que si se levantaba más repuesto venía, pero finalmente no pudo", apuntó el hijo de Manuel Santiago Godoy.
Luego de las disculpas del caso, distintas voces empezaron a exponer sus posiciones con respecto al abordaje de la violencia contra las mujeres y la perspectiva de género.
Otro de los puntos resonantes que se destacaron en las intervenciones, más allá de las aspectos ya resaltados en el petitorio, fue la necesidad de que haya más hombres feministas. El único varón que se sumó a la reunión por parte de las organizaciones fue el doctor en Comunicación y docente de la Universidad Nacional Víctor Arancibia, quien representó a la Red PAR.
Capacitaciones
La demanda de capacitaciones para todo el personal del Estado estuvo también entre los puntos centrales de la reunión y del petitorio. Las organizaciones y el propio Observatorio coincidieron en que no alcanza solamente con que se sancionen leyes sino que además se debe instalar la perspectiva de género para que haya sensibilidad real ante situaciones de violencia hacia la mujer.
Además, señalaron la necesidad de promover capacitaciones profundas y obligatorias, y no solo "cursitos de tres días". Las representantes del Observatorio anticiparon que ya se encuentran preparando los programas de las formaciones que pondrán a disposición del personal del Estado. No obstante, aseguraron que es necesario que se establezca la obligatoriedad.
Marta César MULTISECTORIAL "Trajimos este petitorio, como todos los años, con la esperanza de que se vea reflejado en leyes y acciones".

Eliminar trabas para investigar

Las referentes del Observatorio de Violencia se reunieron con Urtubey. Las integrantes del Observatorio de Violencia contra la Mujer se reunieron ayer a la tarde con el gobernador Juan Manuel Urtubey y le plantearon la necesidad contar con una estructura para encarar las tareas de investigación que debe cumplir el organismo.
"Le informamos cómo venimos trabajando. Expusimos que estamos encontrando inconvenientes para armar la estructura del organismo. Él se comprometió a eliminar las trabas", describió Laura Postiglione, representante del Poder Judicial en el Observatorio.
Postiglione también manifestó que Urtubey se mostró preocupado por el tema de la violencia. "Es importante que nos haya recibido. Pedimos esta audiencia para tener colaboración en las cuestiones administrativas", dijo la especialista. Y también señaló que hasta ahora la institución solo cuenta con el apoyo de un empleado y que las seis integrantes del observatorio deben organizar y coordinar la mayoría de las actividades de investigación y articulación.
El rol de los medios
El rol de los medios de comunicación en la prevención de la violencia es otro de los temas que se planteó en el petitorio que presentaron organizaciones sociales en Diputados.
Víctor Arancibia, referente de la Red de Periodistas de Argentina por una Comunicación no Sexista, acentuó en la necesidad de que las áreas de prensa del Estado asuman la misma responsabilidad para comunicar que se pretende de los medios.
El docente también opinó: "Hace falta más compromiso de la sociedad en general porque la perspectiva de género es transversal y es una necesidad para los que pensamos en una sociedad más equitativa".
Gabriela Gaspar CLADEM "Es imperioso que se pongan en marcha todas las defensorías, fiscalías y tribunales que deben atender el tema".

Los prejuicios en el campo jurídico

La idea de que la mujer miente o exagera cuando denuncia es común. Las organizaciones coincidieron en que uno de los ámbitos adonde mayor reticencia a la perspectiva de género encuentra es el judicial. Violeta Carrique, de la Comisión de la Mujer de la UNSa, dijo: "Todo el tiempo nos encontramos con obstáculos en la implementación de las leyes". Y apuntó al viejo prejuicio acerca de que la mujer miente o amplifica su padecer.
Uno de los sectores que firmó el petitorio presentado ayer a Diputados fue el Instituto de Género del Colegio de Abogados, que estuvo representado por Fátima Hognadel, una de las que más enfatizó en el sesgo machista del Poder Judicial.
Consultada por El Tribuno, la letrada expresó: "Siendo positiva, y con una perspectiva de avance, creo que sí se puede erradicar este tipo de ideas de a poco. Para ello hay que salir de esa base de que las mujeres mienten y pasar a internalizar que la violencia de género existe y tiene consecuencias prácticas".
La especialista en leyes remarcó que la violencia de género no es solamente física y que por ello es necesario que los que reciben las denuncias y cursan los procesos sepan detectar qué tipo de agresión padece la mujer que recurre a esas entidades. Las víctimas deben recibir también licencias laborales u otras atribuciones que es necesario que el personal del Estado conozca y haga respetar.
"Todas estas cuestiones sirven para ir sacando el hilo conductor de estas prácticas que se desprenden de una construcción social patriarcal que está arraigada en todos, porque todos hemos sido educados en ese sistema que le asigna determinados roles de inferioridad a la mujer", indicó Hognadel tras la finalización del encuentro con los legisladores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora