En San José de Metán, muchos vecinos que soñaron con llegar al cero kilómetro perdieron dinero al obtener planes de ahorro y capitalización y nunca recibieron el vehículo.
Los concejales José María Issa y Sergio Gramajo se hicieron eco de la situación y presentaron un proyecto de ordenanza para prevenir estos casos, ante la falta de un órgano de control municipal que regule la actividad.
"Esta modalidad ya tiene gran cantidad de personas estafadas, que ingresan a los planes con ofertas muy tentadoras y que, con engaños y desconocimiento, abonan cifras considerables con el anhelo de poder llegar al tan ansiado auto 0 km o a la casa propia", dijo el concejal y abogado Issa.
"En este momento no hay órgano de control, municipal o provincial, que regule esta actividad", destacó.
La iniciativa se encuentra en la comisión de Legislación del Concejo Deliberante y destaca que la modalidad de autoahorro surgió hace varios años y resulta de gran utilidad a la hora de adquirir un bien porque no solicita muchos requisitos, y las cuotas suelen ser seductoras.
Tras este fundamento, el proyecto señala que, debido a la gran cantidad de damnificados en el país, se ha llegado a solicitar un registro policial para identificar de manera fehaciente a las personas que deseen recorrer el país con fines comerciales para la venta, transferencia o cesión de estos planes denominados de ahorro y capitalización.
Identificación
"Resulta difícil identificar a los vendedores de dichas empresas una vez que emigran de nuestra ciudad, ya que en muchos casos, se presentan bajo nombres falsos y proporcionan datos inexactos, lo que dificulta comunicarse con ellos una vez concretado el contrato. Es deber del Estado velar por la integridad de los ciudadanos, así como también de sus bienes que se ven amenazados por personas inescrupulosas", remarcó Issa.
Destacó que no se obliga a quienes ingresan a la localidad a comercializar distintos tipos de productos o servicios a presentar documentación que acredite la habilitación de la Inspección General de Justicia (IGJ), ente nacional que regula la actividad comercial sobre adquisición de bienes inmuebles mediante la modalidad de ahorro previo, en el caso de los llamados planes de ahorro o de capitalización.
"Con esto no se busca perseguir a los que desarrollan esta actividad, sino brindar las herramientas necesarias tanto los que la ejercen como para los que deseen adquirirlos. Esto ayudará a la transparencia de este tipo de contratos. Es objeto de la ordenanza la regulación de las actividades de venta de ahorro previo, tanto en la vía pública como domiciliaria dentro del ejido municipal de Metán", dijo.
Se considerará vendedor de planes, a quien exhiba o practique venta de planes de ahorro sobre la vía pública, domiciliaria, en puestos ubicados en espacios abiertos y no tengan local habilitado para la explotación comercial.
Para acceder a la habilitación municipal deberán iniciar las actuaciones y cumplir una serie de requisitos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia