El juez federal Rodolfo Canicoba Corral envió ayer a Singapur y Malasia un pedido de detención con fines de extradición sobre el excanciller iraní Alí Akbar Velayati, acusado en el país de ser uno de los autores intelectuales del atentado a la AMIA.
Según fuentes judiciales, al conocerse la información de que Velayati saldría de Irán para brindar conferencias en Asia, el magistrado volvió a activar los mecanismos tendientes a detenerlo.
Canicoba Corral cursó el pedido a través de la Cancillería argentina, que reenvía el documento a sus pares en Malasia y Singapur, y estos a su vez deben hacer llegar el reclamo a la Justicia de esos países.
Argentina no cuenta con tratados de extradición con ninguno de los dos estados, por lo que la Unidad Fiscal AMIA no tenía grandes expectativas sobre el resultado de la gestión.
De todas formas, la Justicia realiza la diligencia para intentar que se abra una nueva oportunidad de detener al exfuncionario iraní y traerlo al país, para que responda por el atentado a la AMIA.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora