Padres y familiares de una menor de 13 años se manifestaron en la Ciudad Judicial de Tartagal pidiendo justicia por un supuesto caso de abuso sexual en perjuicio de la niña. Aseguran que el protagonista del hecho sería un falso pastor evangilista.
La hermana mayor de la niña refirió: "La manifestación es para que se haga justicia por mi hermanita y se detenga al pastor de la iglesia evangélica". El templo está ubicado en inmediaciones de la terminal de ómnibus y, según señaló la joven, el abusador identificado con las iniciales NS, dice ser de Misiones. La familia entera de la niña asistía al lugar desde el año pasado. "Mi hermanita era la que más iba porque estaba muy comprometida con ese ministerio. Nunca nos imaginamos que iba a ser una víctima de este falso pastor".
"Fue otra hermana que vino de vacaciones quien le pidió prestado el celular a mi hermanita y se dio cuenta de que tenía mensajes obscenos, enviados por este hombre. Usaba dos chips, uno con mensajes propios de un pastor evangélico y con el otro pidiendo cosas totalmente impúdicas. Es inteligente, la supo manipular como quiso. Nosotros hicimos la denuncia apenas nos dimos cuenta de lo que estaba haciendo y aportamos como prueba el celular de mi hermana. El viernes fue demorado un par de horas y luego liberado, mientras que a mi hermana jamás la llamaron para hacerle una cámara Gesell o para seguir con la investigación", aseguró.
El supuesto pastor luego de quedar en libertad abrió las puertas del templo ubicado sobre calle América, lo que generó indignación en la gente. "Tenemos entendido que no es el primer abuso de este hombre pero los damnificados no se animaron a hacer la denuncia" aseguró la joven.
Según el material secuestrado, habría varias fotos de la niña desnuda. "Este pervertido le decía que así estaría más cerca de Dios. Fue hábil para que mi hija no diga nada", expresó el padre de la pequeña víctima.

"Liberarla de malos espíritus"
Cuando su hermana y sus padres pudieron ver el tenor de los mensajes y el pedido que el pastor le realizaba, rogándole que le pasara fotos desnuda o en posiciones eróticas, algunos familiares señalaron que la chica se negó a dar detalles por miedo al pastor y vergüenza a sus padres, ya que el abusador la había convencido de que si todo salía a la luz la única persona que sería mal vista y juzgada sería ella. Según pudo saber la familia de la víctima, el falso pastor la había convencido de que las fotos desnuda eran para "liberarla de espíritus malignos". Tras la manifestación en la Ciudad Judicial de Tartagal, la familia de la menor fue recibida por el fiscal Penal 2, Gonzalo Vega.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora