El fiscal federal Gerardo Pollicita solicitó ayer al juez federal Julián Ercolini que levante el secreto fiscal para acceder a toda la información impositiva reservada de la expresidenta Cristina Kirchner y de sus hijos, Máximo y Florencia, en el marco de la causa Hotesur, en el que se investigan presuntas maniobras de lavado de dinero entre empresarios ligados al kirchnerismo y la firma hotelera propiedad de la familia.
Además, según informaron fuentes judiciales, la medida solicitada por Pollicita incluyó a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López y al expresidente Néstor Kirchner, al considerar que, si bien falleció en 2010, es relevante analizar su situación económica para la causa por haber sido accionista de Hotesur.
Una de las hipótesis de investigación es que los empresarios Báez y López pagaron alquileres de habitaciones de hoteles de Hotesur -entre ellos, Alto Calafate-, aunque no fueran ocupadas.
El levantamiento del secreto fiscal solo se puede hacer a través de la orden de un juez y, por ello, ahora Ercolini tiene que resolver el pedido fiscal.
Los datos que constan en las declaraciones presentadas ante la AFIP por individuos y sociedades no pueden ser revelados por el ente recaudador.
La información que pide Pollicita es mucho mayor a la que presentan los funcionarios en sus declaraciones ante la Oficina Anticorrupción, que sí son públicas.
La intención del fiscal es saber el estado patrimonial y la evolución económica de los investigados y determinar las relaciones entre las sociedades y personas investigadas en la causa.
En la causa Hotesur se investigan maniobras de lavado de dinero a raíz de que la firma Valle Mitre, de Báez, alquilaba habitaciones a aquella firma de Alto Calafate, de Cristina Kirchner, pero las mismas nunca se ocupaban realmente.
En el pedido de Pollicita reclama información sobre los implicados como contribuyentes, los bienes registrables (ya sea automotres, aeronaves o embarcaciones), participaciones societarias, locación de bienes y transferencia contables electrónicas.
Pollicita pidió información sobre 20 empreass, entre ellas Austral Construcciones, Badial, Alucom Austral, Valle Mitre, Kank y Costillla SA, y Los Sauces, entre otras; así como de varias personas físicas.
Si el pedido llega a tener un eco favorable, Cristina Kirchner y sus dos hijos estarían seriamente comprometidos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora