Se multiplican las quejas de los vecinos porque se suspendió el ingreso a los barrios del servicio interurbano de pasajeros, que une los municipios de General Gemes, Campo Santo y El Bordo.
Los más afectados son los habitantes de El Bordo porque todos deben realizar a pie el trayecto hacia sus trabajos y escuelas.
La medida fue dispuesta como parte de un plan para abaratar costos y causó gran preocupación entre los gemenses. Desde hace cuatro años, la empresa La Veloz del Norte tiene a su cargo la concesión de las rutas provinciales 11 y 12, además del trayecto Gemes-Salta por la nacional 34.
En un primer momento, la empresa había suspendido de forma total el servicio, pero luego de una reunión con los intendentes de El Bordo y Campo Santo, se decidió restablecerlo, pero sin el ingreso a los barrios, esto es, que las paradas se ubicarán únicamente en las terminales.
"Desde la empresa aducen que dispusieron esa medida porque Nación ya no les gira subsidios. Era quitar recorridos o despedir personal. Igual medida adoptaron en otras zonas", informó el intendente de El Bordo, Raúl Martínez.
No obstante, los vecinos no están conformes con el nuevo trayecto, ya que la gran mayoría debe ahora tomar otro medio de transporte para poder llegar a sus hogares, con el apremio económico que dicha situación supone.
El boleto de colectivos entre El Bordo y Gemes cuesta $5, mientras que un remis compartido sale $15 por persona.
"El colectivo llega hasta Betania, en Campo Santo, y allí suben muchos alumnos de la escuela Técnica. Hasta hace una semana, cuando ingresaba a los barrios, su recorrido llegaba hasta una cuadra antes del establecimiento educativo, ahora se detiene en la terminal, a un kilómetro de la escuela técnica, trayecto que los chicos realizan caminando. Como solo hay un horario de salida de colectivo, los alumnos están llegando tarde a clases", comentó Carlos Bisón, docente del establecimiento.
"Vecinos de Campo Santo y El Bordo viajan a diario a realizar trámites o por compras a la ciudad de Gemes. Antes descendían en la plaza central, donde se concentra toda la actividad, pero hoy deben descender en la terminal y caminar varias cuadras", declaró el concejal Pablo Arancibia.
Protesta y pedido
Ante esta situación, los vecinos de El Bordo se manifestaron la semana pasada en la rotonda del pueblo para expresar su malestar ante las autoridades legislativas y ejecutivas. Luego de la asamblea, se redactó una carta que será elevada a las autoridades de la Dirección de Transporte, Cámara de Diputados y Defensa al Consumidor, en la que denunciaron la situación.
También solicitarán a la empresa prestataria del servicio la restitución completa del servicio interurbano de pasajeros.
Acuerdo con Urkupiña
Por otro lado, los intendentes de los municipios afectados comenzarán a gestionar nuevamente un acuerdo con la empresa Urkupiña, para que se haga cargo del trayecto en cuestión.
"Si la Veloz no puede hacerse cargo del trayecto, no debe oponerse a que otra empresa brinde un servicio tan necesario para la comunidad", manifestó Martínez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Comentá esta noticia