"Los vecinos no somos policías, no estamos entrenados para esa tarea", dijo Walter Ignes, dirigente vecinal del barrio Lamadrid. Ignes vive desde hace años en esta barriada de la zona norte, y desde entonces no hay solución a los reclamos de seguridad.
Este representante barrial es miembro incluso de la Federación de Centros Vecinales (Feceves). El 1 de noviembre, Ignes sufrió el ataque a su vivienda. Los miembros del grupo Los Leopardos consideraron que apedrear la casa de este vecino era una medida justificada, porque no les había pagado una cerveza.
"No es la primera vez que pasa esto y no solo a mí. Muchos vecinos ya pasaron por la misma situación", contó Ignes.
"El domingo 1 de noviembre un grupo de chicos integrantes de la patota Los Leopardos apedrearon mi vivienda, y cuando salí me agarraron a botellazos. Esto es de todos los fines de semana", detalló.
El dirigente barrial le aseguró a El Tribuno que los chicos de este grupo son conocidos por todos, en su mayoría son menores, pero Los Leopardos también tienen miembros mayores de edad. De esta manera, Ignes cuestionó la falta de acciones de la policía y de las autoridades judiciales.
"Todo empezó porque el domingo a la mañana. Me crucé con ellos cuando se preparaban para ir a la cancha. Me pidieron para una cerveza y como yo no tenía para darles, fueron a la noche a romperme la casa", detalló.
Luego de lo ocurrido, Ignes aseguró que llamó cinco veces al 911 pero que no fue nunca nadie. Cuando un móvil de la Comisaría Tercera realizó su recorrida de siempre, Ignes aprovechó para llamarlos y fue trasladado a la comisaría para realizar la denuncia. El lunes 2, Ignes se presentó en la Secretaría de Seguridad para reclamar una reunión con Carlos Oliver, titular de la institución. "Por supuesto, no me recibieron", agregó Ignes.
El delegado vecinal aseguró que en barrio Lamadrid la droga se vende como caramelo y nadie hace nada.
"Cuando algún vecino hace algo, los patoteros se desquitan con vos y tu familia y te destruyen la casa. Imagínese lo que hacen cuando piden "donaciones'' y los comercios no les dan", contó el delegado a este medio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 12 meses

Qué esperamos para una pueblada?Por supuesto a los que nos gusta vivir decentemente,pobres,media y ricos.Estos delincuentes son cobardes cuando ven mucha gente.

Martin Morales
Martin Morales · Hace 12 meses

En barrio Lamadrid, como en otros barrios vecinos, Miguel Ortiz, Mosconi etc. las patotas campan a sus anchas y yo creo es un problema sin solución, mientras no se tomen medidas drásticas. Cuando existía el Servicio Militar obligatorio estas cosas no se veian. los jóvenes valoraban más a la familia, y existía el respeto a los demás, y sobretodo a los padres. Hoy en día respetar a los padres es mal visto hasta por los propios padres. Argentinos....comenzad a educar a sus hijos, sino no tienen futuro alguno como gente de bien.

Martin Morales
Martin Morales · Hace 12 meses

Porqué siempre aparecen los datos, imágenes y a veces direcciones de los denunciantes o de gente de bien; y de los supuestos delincuentes o gente de mal vivir nada de nada? o a veces solo las inicales?? Incluso habiéndose comprobado su autoria o responsabilidad en los hechos. Es bien sabido que la delincuencia lamentablemente es una conducta de vida, y aquellos que la practican se creen con derechos a no ser denunciados pues después vienen las vendettas, etc. Por eso, cada vez más, la gente honesta, trabajadora y que respeta las leyes está más harta de todo. Pues los encargados de garantizar los derechos de la gente de bien brillan por su ausencia!!! Pobre país.

Maria Rosa ORTEGA
Maria Rosa ORTEGA · Hace 12 meses

Hace mucho tiempo que venimos reclamando seguridad a las autoridades policiales, a Escudero, Romero ,Olmedo y cuanto otro representante de la Provincia para prevenir estas situaciones!!!!!!!! Es tiempo de que edifiquen el destacamento pedido tiempo atrás en los terrenos cedidos por Pereyra Rozas hace más de 15 años!!!!!! El tiempo en que personal de la Tercera iba los jueves al centro vecinal para que los vecinos hicieramos diferentes trámites fue fructífero. Al suspenderse esta medida retrocedimos mucho a pesar de que hay agentes que patrullan las calles de la barriada . Los cabezillas de esa patota son los delincuentes de calle Dorrego y se aprovechan y se valen de que ellos tienen Derechos y que si la Policia los detienen mienten e incluso los propios familiares son testigos y los encubren en todo!!!!!!


Se está leyendo ahora