El fiscal federal Eduardo Taiano dictaminó hoy que debe enviarse a juicio oral al exjefe de Gabinete en el kirchnerismo Anibal Fernández por defraudación en la compra de kits para recién nacidos y su entrega a beneficiarias de planes sociales, en lo que se conoció como el plan Qunita. Quien debe decidir ahora es el juez de la causa, Claudio Bonadio.
El plan Qunita lo presentó Cristina Kirchner el año pasado. Se trata de un kit que contenía una cuna de encastre, ropa, un porta bebé y accesorios, estaba destinado a las titulares de la Asignación por Embarazo y apuntaba a garantizar el acceso equitativo a los insumos necesarios para el cuidado y la crianza de niños y niñas.
Graciela Ocaña fue quien presentó la denuncia por sobreprecios en el plan. También reveló los problemas de inseguridad de las cunas de encastre que formaban parte de Qunita. El médico Alejandro Jenik elaboró el 18 de enero pasado un informe por pedido de la Subsecretaría de Salud Comunitaria, Maternidad e Infancia, en el que concluyó que las cunas "son muy riesgosa".
"No sé por qué me eligieron". En julio del año pasado, Milena Nador fue con ilusión a recibir el primer kit del programa Qunita. "En ese momento me imaginé una cuna y fui". Su hijo Amir tenía apenas 6 días. A 8 meses, tras las denuncias por las fallas en los elementos del plan que terminó con la suspensión de la entrega por cuestiones de seguridad, y la madre relató: "La regalé porque me daba desconfianza".
Esta era la propaganda del plan Qunita
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora