*

Piden que devuelvan el dinero por la venta de bolsas plásticas
Luego de recaudar un monto aproximado de 600 mil pesos mensuales desde que inició en agosto la venta de bolsas plásticas en los supermercados de Salta, en las últimas horas solicitaron que se reintegre el dinero cobrado hasta el momento y que cese esa práctica. El pedido tomó forma a través de una denuncia ingresada a la Secretaría de Defensa del Consumidor de la Provincia, que hace referencia a la "ilegalidad y abusividad de prácticas de algunos grandes supermercados".
“Los súper no son ningunos santos. Nos metieron la mano a los bolsillos con la inflación. Ellos tienen la prohibición, no los consumidores. Es evidente que hay lucro"
El escrito, firmado por Daniel Paganetti en calidad de vecino de la ciudad de Salta, solicita que se apliquen sanciones en base a las leyes 24.240, 25.156, Constitución Nacional y ordenanza municipal 13.553. En esta se hace referencia a la prohibición en todo el ámbito de la capital salteña de la entrega de bolsas confeccionadas con materiales que no reúnan las características biodegradables.
"Bajo el falso título de desalentar el uso de bolsas le están cargando el costo al consumidor. Eso es una mentira y hay un robo total. Mi pedido específico es que no se cobren las bolsas y se devuelva la plata", dijo a El Tribuno Paganetti, quien propuso que el dinero fuera donado a organizaciones sociales.
"Lo que necesitan los salteños es que el dinero que se facturó ilegalmente salga del patrimonio de los supermercados y quede en la ciudad. No podemos permitir que quede un centavo cobrado aquí en el patrimonio de ellos", agregó el especialista en defensa de consumidor.

Fecha de audiencia

El 16 de noviembre es la fecha que se fijó para la audiencia que mantendrá Daniel Paganetti con los representantes de los comercios denunciados. El encuentro está programado a las 12 en las oficinas de la Secretaría de Defensa del Consumidor (España 1350).
Uno de los principales fundamentos esbozados en la demanda está referido a que el costo de la bolsa, antes entregada gratuitamente, fue determinado por cada supermercado de manera arbitraria.
Desde algunos sectores adujeron que el valor actual, en comparación con el real, llegaría hasta triplicarse.
Se estima que por mes los supermercados entregan un millón de bolsas plásticas a un valor de $0,60 centavos cada una.
"Es público y notorio que las ventas de bolsas fueron facturadas, con lo cual se puede probar con certeza la cantidad de bolsas que se han vendido a la fecha", expresa parte de la denuncia ingresada a la repartición provincial.

La ilegalidad

La ilegalidad es un concepto mencionado en la demanda con relación a la transferencia de un costo y lucro accesorio. Además de que la irregularidad se comprobaría en la inexistencia de un nuevo producto o servicio que amerite un desembolso del consumidor adquirente.
Hasta el 31 de julio los elementos fueron entregados de manera gratuita, sin la certeza de que se trata de bolsas que cumplen con la normativa municipal vigente. Lo concreto es que los mencionados comercios continúan por el momento con la venta de bolsas hasta tanto se decida lo contrario. La sesión del Concejo Deliberante prevista para hoy prevé el tratamiento del tema y las novedades sobre modificaciones a la ordenanza 13.553 promulgada en diciembre de 2010. El Ejecutivo municipal y el cuerpo legislativo capitalino buscarían terminar lo antes posible tanto con la venta como la entrega de bolsas plásticas en los supermercados.

Tratamiento en el Concejo Deliberante

Las modificaciones a la ordenanza municipal 13.553 ocuparían parte del orden del día en la sesión del Concejo Deliberante prevista para hoy. Con dictamen de mayoría, la normativa incorporaría cambios en cuanto a la utilización de bolsas plásticas.
Entre los más significativos figura que la prohibición de entrega y venta de estas bolsas solo será aplicable a supermercados, hipermercados y mayoristas. Los minoristas y el resto de los negocios quedarían excluidos y deberán cumplir con tareas de concientización en el cuidado del medio ambiente.
Otra de las modificaciones contempla la eliminación del apercibimiento como sanción ante el incumplimiento. En este sentido se procedería directamente a multas que rondarán entre los 10 mil y 20 mil pesos. No estaría permitida la venta ni entrega de bolsas plásticas en línea de caja (solo en aquellos casos que los productos deban ser envasados por normas alimentarias). En el interior de los mencionados negocios estarían a la venta solamente bolsas reutilizables y confeccionadas con material ecológico. “De aprobarse las modificaciones, la normativa se promulgaría en los próximos días. Estimamos que en noviembre los supermercados ya no podrán entregar ni vender bolsas plásticas”, dijo a El Tribuno la concejal Socorro Villamayor, autora de uno de los dos proyectos ingresados al cuerpo legislativo sobre el uso de estos elementos.
El otro proyecto fue enviado desde el Ejecutivo municipal a través de la Secretaría de Ambiente. Se acordó que ambos expedientes fueran contemplados en un mismo texto.
“Apelamos a que los vecinos tomen conciencia y adopten la costumbre de llevar sus propias bolsas o el carrito. Nuestra intención es que se cuide el medio ambiente, pero también que no exista ningún tipo de negocio alrededor”, aseguró la edil.
Dentro de los cambios también se prevé agregar en la currícula del sistema educativo municipal contenidos de concientización del cuidado de medio ambiente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...