Pobladores de Guachipas y La Viña se quejan de las frecuencias y aseguran que constantemente se quedan varados por desperfectos mecánicos en las unidades. Un vecino debe invertir $124 pesos (ida y vuelta) para llegar a la ciudad capital. Los que viajan todos los días por trabajo gastan unos $2.400 por mes.
Viajar desde esas localidades hacia la ciudad de Salta es costoso y toda una odisea para los pobladores. Con el reciente aumento de pasaje en la única empresa que realiza este tramo por el sur del Valle de Lerma, a cada pasajero le cuesta 124 pesos por día viajar a la ciudad capital. Y eso no es todo.
Las queja hablan de "escasas frecuencias y paradas discriminatorias". El último colectivo sale a las 8 de la noche. En La Viña, el transporte urbano no ingresa al pueblo. Los vecinos deben caminar varias cuadras y hasta kilómetros, para salir a la ruta nacional 68, único lugar donde la empresa Flecha Bus realiza la única parada para continuar el viaje.
"Viajar en un colectivo de esta empresa es horrible. Viajas parada en unidades que nunca están limpias y todavía te suben el pasaje. Es muy costoso. Con frío y lluvia la gente tiene que esperar los colectivos en un parador que esta sobre la ruta 68", dice Patricia vecina de La Viña.
Justo a fin de año y cuando la gente del interior viaja asiduamente a la ciudad capital llegó un nuevo aumento del pasaje. La población de La Viña y Guachipas se sorprendieron al subir y pagar el boleto. La tarifa del colectivo Flecha Bus ómnibus que circula por este tramo subió unos $7.
Desde La Viña a Salta aumentó de $54 a $61 y desde Guachipas pasó de $55 a $62. Es decir que para un viñatero que vive a 80 kilómetros de la capital salteña, trasladarse desde un punto a otro le cuesta $122 y $124 al de Guachipas.
Los escolares tienen pase libre gestionado por sus respectivas comunas del sur del Valle de Lerma. Pero las frecuencias de las unidades no son las suficientes.
“Además del costo, las unidades se quedan en la ruta y si uno reclama le dicen que hagan dedo”. Aldo Maita, vecino
"Pagamos más, pero el colectivo no entra ni al pueblo. Ojalá llegue algún día Saeta. No queda otra que viajar en remise. Te busca y te deja en tu casa, más con este calor. Muchos prometieron mejoras para nosotros con el transporte, pero hasta el momento no aparecen", contó Vanesa Choque.
Los remises que cubren este trayecto cobran $65 el pasaje. Son $3 más, pero buscan a los pasajeros en su domicilio. Es una ventaja. Algunos pasajeros con más tiempo optan por realizar una verdadera odisea diaria. Pagan pasaje hasta Moldes, que está a unos 30 kilómetros de Guachipas, unos $30 menos, y de allí pagan el boleto a Salta capital. Todo esto si logran subir a un Saeta, porque tampoco las frecuencias en el pueblo de Moldes son las suficientes.
“Pagamos mucho por un viaje que nos lleva una hora y media. El colectivo no entra al pueblo de La Viña”. Adriana Delgado, usuaria de La Viña
Jorge Tolaba por hacer este periplo utiliza de dos a tres horas para llegar a Salta. "Me ahorro unos pesos. Pero viajar de un pueblo a otro es muy difícil. Los Saeta también vienen llenos de gente", analizó.
El Tribuno intentó comunicarse con la empresa, pero en la terminal y en los teléfonos que se brindan para atención al público no hubo ningún tipo de respuesta. Es más, se trata de uno de los reclamos más recurrentes.

Cómo denunciar
La CNRT es el organismo nacional competente donde “ante una supuesta conducta violatoria de la normativa del transporte, el usuario puede presentar una denuncia ante la Comisión Nacional de Regulación de Transporte”, según se anuncia en la web oficial.
Por teléfono se puede denunciar al 0800-333-0300, de lunes a sábados, de 8 a 20 horas.
También en la Sucursal Salta de la CNRT en la terminal de ómnibus, locales 15 y 16 C, sita en Hipólito Yrigoyen 339, de 8.30 a 16.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora