Nuevamente y como viene ocurriendo en los últimos años, se están observando bandadas de tucanes en San José de Metán.
Las hermosas aves, que poseen pronunciados picos color naranja, viven en las serranías del oeste de la localidad del sur provincial.
Pero según los especialistas llegan a la zona urbana en busca de alimento en ciertas épocas del año.
Desde hace tiempo, vecinos y ambientalistas de la zona están preocupados por la captura y posterior matanza de los tucanes.
Pero es raro porque el pico de estos animales no tiene valor comercial, como creen algunos.
Otros los atrapan y seguramente su destino es morir al poco tiempo, como ocurrió en distintos casos, ya que se trata de aves muy delicadas, que se estresan mucho ante el contacto con los humanos.
Las aves son vistas con frecuencia en la zona urbana de San José de Metán, donde vuelan sin rumbo en búsqueda de alimento, como los árboles de palta, que abundan en la localidad, y parecen ser un manjar para esos animales.
Por ese motivo los vecinos y ambientalistas solicitaron a las autoridades que las cuiden y preserven.
En años anteriores hubo personas que los atacaron con gomeras y rifles de aire comprimido y otros que los atraparon para comercializarlas en el mercado negro nacional, porque su captura está prohibida.
Mientras en la localidad se trabaja para promocionar el avistaje de aves, otros atentan contra distintas especies como estas.
Preservación
En septiembre de 2013 vecinos y concejales metanenses exigieron protección para tucanes, loros y diversas otras aves que, a consecuencia de los incendios registrados en la zona de serrana de Metán, huyeron hacia la ciudad y fueron atrapadas por personas desaprensivas para su posterior comercialización ilegal.
En aquella oportunidad barrios, espacios verdes y hasta el centro de la ciudad fueron los lugares elegidos por las aves, ante el avance de las llamas y del humo que destruyeron su hábitat natural en los cerros.
"Lo lamentable es que muchas personas atacaron a las aves con gomeras o rifles de aires comprimidos y otros tantos atraparon tucanes para comercializarlos", dijo en esa oportunidad la exconcejal Marisa Bernasar ante la consulta de El Tribuno.
Preocupada por la situación, la edil presentó, junto al exconcejal de la UCR Marcos Toledo, un proyecto para que el municipio adhiera a ley provincial de medio ambiente 7.070 y de protección de la fauna silvestre 5.310.
Remarcaron que la extinción de numerosos animales se concreta a través de la caza indiscriminada, entre los cuales se encuentran factores diversos: por ser considerados plaga, por ser tomadas como especies de comercialización y por la falta de una conducta responsable y de toma de conciencia sobre nuestro rol con respecto al ambiente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora