Todavía está en Buenos Aires el cuerpo de Xiomara Villagrán, la nena que murió el miércoles pasado a causa de graves quemaduras después de haber sido trasladada al hospital Garrahan por su estado grave, con el 70 % de su cuerpo quemado.
La familia espera la orden de un juez para que restituyan el cuerpo de la niña y, mientras tanto, el pueblo de Pichanal realizó una marcha este sábado pidiendo que agilizaran el trámite. La causa, al parecer, está caratulada como "muerte dudosa".
El Tribuno dialogó con la madre de la pequeña, Florencia Villagrán. Ella llegó anoche a Buenos Aires gracias a la colaboración de sus vecinos que juntaron ocho mil pesos para que viajara. Le aseguraron que el "cuerpito" de su hija continúa en el hospital Garrahan y que aún no le hicieron la autopsia, que demora -según le dijeron- entre 3 y 10 días.
"Los papeles siguen en Tribunales. El juez tiene que firmar la autopsia y dar la orden para que regrese a Salta", relató Florencia quien llevó a una beba de dos meses y dejó otros dos hijos en la provincia de Salta.
Xiomara tuvo un accidente doméstico el 11 de febrero en su casa en Pichanal. Primero la llevaron al hospital San Vicente de Paúl de Orán. Días después la derivaron al Instituto del Quemado en la ciudad de Salta. Ante la gravedad debió ser trasladada al hospital Garrahan donde murió el 17 de este mes.
El periodista Gustavo Mendieta, de Pichanal, relató a El Tribuno que la niña vivía junto a su abuela y que se trata de una familia de escasos recursos. "Como no hay recolección de residuos, la señora prendió fuego a la basura para quemarla ante el riesgo del dengue. Junto con la basura había un aerosol lleno vencido que alguien, no sé si del municipio, le había dado. La chiquita estaba jugando con una ramita junto al fuego y explotó el aerosol", contó.
Mendieta aseguró a El Tribuno que la Municipalidad de Pichanal en ningún momento colaboró con la familia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 9 meses

Es una pena la muere de esta nena, un final trajico que nadie decea, que el Señor Jesus la tenga en la gloria,Ahora mas trajico es saber la nula solidaridad de los politicos municipales o no, con esta familia con gente de escasos recursos y atravesando una situacion tan dolorosa como la perdida de un hijo, seguramente antes de las elecciones estubieron en su casa prometiendo mentiras, politicos hdmp


Se está leyendo ahora