Según la tendencia de los últimos años, septiembre representa el mes en el que existe un nuevo brote de virus respiratorios en la provincia. Para los especialistas, 2016 no será distinto aunque los registros muestran que los casos superaron ampliamente lo sucedido durante 2015.
De acuerdo a datos de la Dirección de Epidemiología de la Provincia, desde enero de este año hasta el 22 de agosto se detectaron 488 casos de gripe A (442 perteneciente a influenza H1N1 considerada como pandémica), 41 sin subtipificar y 5 con el subtipo H3N2. Mientras que en gripe B los datos reflejan a 72 personas que tuvieron la enfermedad.
Entre los virus respiratorios que afectaron a la población infantil, el sincicial respiratorio sumó la mayoría de casos con 775 diagnósticos certificados como positivos (muy por encima al registro durante 2015). En adenovirus la circulación fue escasa con solo 8 casos, mientras que el parainfluenza aportó 37.
En cuanto al análisis por regiones, a lo largo del país se verificó que el mayor aumento respecto de los años previos se presentó para el noroeste y sur, con curvas de notificación en zona de brote entre marzo y abril.
Ante los antecedentes de meses considerados como los de mayor presencia viral, el pedido del sistema de salud hacia la comunidad se resume en la prevención. Más aún si se trata de los más pequeños con la bronquiolitis como el cuadro principal de ingreso por guardia al hospital Materno Infantil.

Más del doble de casos

Desde hace tiempo que la provincia no registraba la cantidad de casos de gripe en adultos y de bronquiolitis (virus sincicial respiratorio) en los niños como sucedió en lo que va del 2016.
Según consta en el boletín integrado de vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación, 2015 representó para Salta un total de 531 casos de virus sincicial respiratorio y 138 diagnósticos de influenza, incluida gripe A y B. Con un total de 833 muestras positivas de enfermedades respiratorias.
Sin dudas, registros que impulsan a las autoridades a solicitar que se continúe con la precaución y vacunación.

En alerta por el Milagro

La disminución de casos de infecciones respiratorias en las últimas semanas en Salta no baja el alerta de los especialistas. La razón principal es la llegada de las festividades del Milagro. Las mismas suponen una importante afluencia de visitantes de distintos puntos de la provincia y el país.
"En estos momentos nosotros seguimos tomando muestras y no se registran casos positivos pero esperamos que existan casos para después del Milagro porque es un acontecimiento que concentra mucha población, visitas, turistas", dijo a El Tribuno la directora de Epidemiología de la Provincia, Griselda Rangeón.
59.143 casos de virus respiratorios fueron estudiados hasta la segunda quincena de agosto en todo el país.
Sin creer que el resurgimiento de casos de gripe y bronquiolitis se asemeje a lo experimentado entre abril y junio, la funcionaria resaltó la necesidad de que la comunidad recurra a las medidas preventivas.
"Los grupos de riesgo se tienen que vacunar, existen dosis y están a tiempo para hacerlo. Todo el año es posible vacunarse. Lo importante en este tema es que los adultos sepan que la dosis para los niños (menores de dos años) es doble. En muchas oportunidades los padres creen que como le colocaron una dosis ya están cubiertos y no es así", explicó Rangeón.
En el caso del virus sincicial respiratorio no existe vacuna para prevenir, por lo que extremar los cuidados es la principal recomendación médica. Entre las medidas preventivas, el lavado de manos, no exponer a los pequeños a lugares cerrados o bien evitar al contacto con adultos enfermos son las más importantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora