Numerosos vecinos de la ciudad de Rosario de la Frontera solicitan la apertura de una sede de Defensa del Consumidor, ya que para realizar una denuncia o asesorarse sobre sus derechos deben trasladarse a la ciudad de San José de Metán.
En tanto, la Secretaría de Defensa del Consumidor informó que se encuentra analizando la solicitud que realizaron los vecinos rosarinos para abrir una oficina en la Ciudad Termal.
La titular del organismo, Carina Iradi, recibió el pedido en una reunión que mantuvo con la diputada provincial Emilia Figueroa, el secretario de Gobierno, Javier Mónico, y varios concejales.
En el encuentro, la funcionaria además propuso el dictado de varias capacitaciones tanto para los vecinos como también para los empleados municipales.
"Los trabajadores comunales son quienes brindan asesoramiento y contención a los consumidores de la ciudad de Rosario de la Frontera cuando se les presentan diversos inconvenientes", destacó.
Propuso también realizar en las oficinas del municipio audiencias conciliatorias, para evitar que los vecinos deban trasladarse hasta Metán.

Reunión con proveedores
En otra reunión, Iradi informó a vendedores de motocicletas que no pueden venderlas sin los papeles correspondientes ni los dos cascos obligatorios que exige la Ley provincial 7685.
"A los comerciantes del rubro de Rosario de la Frontera, les recordamos cuáles son sus obligaciones", indicó.
En ese encuentro, participaron la diputada Emilia Figueroa, el director de tránsito municipal Miguel Martí, concejales y representantes de comercios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora