Una nueva presentación legal realizaron ayer Eduardo Villalba y Diego Iglesias, fiscales que actúan en la causa que tiene al juez federal de Orán, Raúl Reynoso, acusado de integrar una asociación ilícita, además de estar denunciado por los delitos de cohecho y prevaricato. Luego de tres semanas de iniciado el proceso, desde el Ministerio Público Fiscal entienden que existen las pruebas suficientes en contra de Reynoso y siete personas más, entre las que figuran cuatro abogados y empleados judiciales, y solicitaron el procesamiento de todos ellos. La causa que se iniciara el 4 del corriente mes con los allanamientos en el Juzgado Federal de Orán y dependencias jurídicas de Salta capital, se hace cada vez más compleja para Raúl Reynoso, quien en su declaración indagatoria en el Juzgado Federal 1, a cargo de Leonardo Bavio, negó ser el líder de una asociación ilícita y haber recibido dinero o dádivas en pos de beneficiar a narcotraficantes. Además del magistrado, quien hace diez años está a cargo de una de las zonas fronterizas más calientes en materia de narcotráfico, también fueron indagados otros abogados y empleados judiciales.
El dictamen que presentaron ayer los fiscales Villalba, de la Fiscalía 2 y coordinador del Distrito Salta, e Iglesias, titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), contiene todas las pruebas acumuladas a lo largo de la investigación, donde cotejaron el descargo de cada uno de los imputados con los diferentes elementos probatorios existentes en la causa. Para los letrados, las pruebas son contundentes y la situación del juez de Orán no resistiría el menor análisis. El dictamen se presentó ayer ante el juez federal subrogante de Salta, Leonardo Bavio, sonde solicitan el procesamiento de Reynoso y otras siete personas.
Ministerio Público Fiscal: "Ha quedado cabalmente demostrado que el Juez Federal de Orán, abusó de su cargo y valiéndose del carácter intimidatorio de su figura de único magistrado actuante en materia de narcotráfico... construyó una figura con amplio poder intimidatorio sobre las personas por él detenidas o privadas de su libertad en causas en infracción a la ley de estupefacientes, exigiendo a éstos y/o terceros la entrega de contribuciones dinerarias para mejorar su situación procesal'.

Uno de los párrafos de la solicitud señala lo siguiente: "Resulta claro y de acuerdo a la prueba incorporada que Reynoso dirigía y coordinaba la asociación de carácter estable, con soporte estructural, división de roles, regulación interna de las facetas de organización, liderazgo, con la capacidad para articular acciones de modo de sostener el desarrollo de la actividad ilícita".
Los fiscales de la causa insisten en que las pruebas son contundentes. "Ha quedado cabalmente demostrado que el Juez Federal de Orán, ha abusado de su cargo y valiéndose del carácter intimidatorio de su figura de único magistrado actuante en materia de narcotráfico con competencia a lo largo de 700 kilómetros de frontera con la República de Bolivia, construyó una figura con amplio poder intimidatorio sobre las personas por él detenidas o privadas de su libertad en causas en infracción a la ley 23.737 (estupefacientes), exigiendo a éstos y/o terceros la entrega de contribuciones dinerarias para mejorar su situación procesal", afirmaron.
Respecto al procesamiento, Leonardo Bavio viene tomando declaraciones testimoniales, con lo cual una vez que se terminen esas testimoniales, el magistrado tendrá un plazo de diez días -plazo ordenatorio- para resolver si procesa o no a su par de Orán. Si bien Reynoso está amparado por la ley de fueros, por su condición de juez, efectivamente se puede pedir la prisión preventiva del magistrado, en tanto lo que no podría ocurrir, al menos mientras siga actuando como magistrado, es efectivizar ese pedido. Es decir, mientras siga como juez, Raúl Reynoso no puede ir a prisión.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Reynaldo Arzamendia
Reynaldo Arzamendia · Hace 12 meses

Hay un notable apresuramiento para juzgar con la única "prueba" de los dichos de quienes fueron procesados por ilícitos con estupefacientes. O los fiscales aprobaron con 4 después de 2 bochazos en Derecho Procesal o hay muchos interesados en ocupar el puesto que muy eficazmente vino cumpliendo Reynoso. Estos fiscales ya tendrían que haber procesado por coimero a los que dicen haber pagado coimas para salir de la cárcel, como se hace en cualquier país del mundo. Eso debe ser probado. Sinó, seguimos como en los "derechos humanos" donde solo se mira para un solo lado, y así no hay justicia.


Se está leyendo ahora