La familia Braga Argañaraz organizó en Güemes la primera marcha pidiendo justicia por su hijo Lucas Gabriel, quién falleció en el vientre de su madre al no poder practicársele una cesárea en el hospital Castellanos por falta de un anestesista.
La marcha contó con la asistencia de unas 25 personas, algunas de ellas también víctimas de supuesta malas praxis en el mismo hospital.
Encabezada por Marta Braga, la columna de manifestantes, en respetuoso silencio, rodeó la plaza central por sus calles adyacentes para terminar frente al edificio municipal, donde el llanto de dolor impidió cualquier intento de expresión oral.
"Quiero agradecer a estas personas por su acompañamiento, algunos de ellos pasaron por una situación similar. Lo único que buscamos es que se haga justicia, que se agilicen los trámites procesales. Ya pasaron seis meses y no tenemos nada; no quiero que me pase lo mismo que a otros, quienes hace cuatro años están esperando por una resolución. No lo podría soportar", expresó con mucho esfuerzo Marta.
La fiscal de Güemes, abogada Karina Siemesen de Bielke, convocó a un diálogo a los padres del bebé fallecido pero no hubo acuerdo para evitar la marcha. "La reunión fue por las notas en los medios. La fiscal me mostró el estado de la causa y vimos lo mismo de siempre. La escuchamos pero le dijimos que la marcha la haríamos igual", comentó Braga.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia