Clima excelente en la concentración de Central Norte, luego del buen empate conseguido en tierras mendocinas ante Huracán Las Heras por 2 a 2.
El plantel se retiró del estadio General San Martín con tranquilidad y solo tuvo un pequeño percance cuando el colectivo recibió un piedrazo. Pero no pasó a mayores.
Los jugadores volvieron al hotel y se metieron en la pileta para relajarse, sin clima de euforia, pero sín con mucha tranquilidad. Además, el Vikingo Maladot, exjugador de Central, radicado en Mendoza, pasó a saludar al grupo salteño.
Este lunes, la delegación cuerva se volverá en dos grupos vía aérea y por la tarde ya estarán en Salta.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...