Argentina presentó en Londres, ante ejecutivos de grandes empresas británicas, un Plan de Infraestructura que requiere US$33.000 millones de inversión privada a desarrollar entre 2016 y 2019 y lo hizo a través de un roadshow liderado por Manuela López Menéndez, titular de la Secretaría de Obras de Transporte, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación.
"La recepción en la Embajada Argentina en Londres por parte de los inversionistas y empresarios fue bastante más amplia de lo que esperábamos, todos ellos muy interesados en conocer y saber que está pasando en nuestro país", dijo López Menéndez en declaraciones a Télam, tras el encuentro que reunió ayer a más de 60 representantes de grandes empresas.
Comentó que los ejecutivos destacaron el listado de las "más de 100" licitaciones que tienen previsto para los próximos tres años y dijo que "esto es lo que ellos necesitan saber; que no es que sólo tiramos algunas ideas y después en algún momento se harán, sino que ya tenemos bastante definido en qué momento van a ir ingresando" a la fase de ejecución.
Respecto a la prioridad de los proyectos, dijo que está trabajando muy fuertemente en lo que hace a las rutas de las que ya se han reactivado muchas obras que estaban en marcha.
"Y ya están lanzando las licitaciones para la construcción de las autopistas en los accesos a la Capital Federal que se venían prometiendo desde hace 15 años, como la ruta 7, la 8 y la ruta 5", ejemplificó.
Según detalló López Menéndez, en el área del transporte ferroviario, se está lanzando también el proyecto la Red de Expresos Regionales (RER) que conectará los ferrocarriles urbanos debajo del Obelisco.
RER es el proyecto de ingeniería de transporte de pasajeros más importante de la historia de la Ciudad. Enlazará las líneas ferroviarias que vienen desde el sur, norte y desde el oeste a través de un gran nodo de conectividad regional.
López Menéndez agregó también que están trabajando en las licitaciones para el segundo semestre con todo lo que tiene que ver con la movilidad humana además de la implementación del metro bus y poniendo mucho foco para acompañar a los municipios del área metropolitana en el mejoramiento de su infraestructura vial.
Además anunció que se están previendo licitaciones para el aeropuerto y que ya este año habrá 6 ó 7 proyectos en obra para modificar su seguridad y su infraestructura.
Marcelo Orfila, presidente de Operadora Ferroviaria, Sociedad del Estado (OFSE) y de Ferrocarriles Argentinos, quien también participó del encuentro, dijo a los empresarios que a diferencia de las administraciones anteriores, este gobierno busca que las inversiones en infraestructura sean una política de Estado, algo de lo que varios empresarios presentes destacaron.
Los ejecutivos plantearon su preocupación por la ausencia de un marco jurídico adecuado para garantizar la explotación de las obras, pero el equipo de López Menéndez aclaró que ya hay un proyecto de ley en el Congreso para fomentar la presencia del sector privado en la construcción y provisión de servicios públicos y de infraestructura y cuya clave es que los inversores que participen reciban una garantía de rentabilidad.
Al término del encuentro organizado por la Embajada Argentina en Londres, los ejecutivos se acercaron ávidamente a conversar con López Menéndez y con los representantes del equipo para conocer más detalles de las licitaciones.
Según confirmaron algunos empresarios a Télam, tienen previsto viajar en septiembre a Buenos Aires para participar del foro internacional que organiza el Gobierno de Mauricio Macri, con el que espera volver a estar en el "radar" de las inversiones y atraer recursos para el desarrollo de diversos sectores económicos.
El Plan Transporte 2016-2019, contempla inversiones de más de US$33.000 millones para la transformación de la red vial, ferrocarriles de carga, Puertos, Aeropuertos, mejorar la movilidad urbana con los buses y la red Metrobus, los trenes de cercanía y más pasos bajo nivel.
El plan para infraestructuras se extiende al 2027 con más inversiones en la red vial federal que abarcará 11.400 kilómetros totales de autopistas, 13.000 kilómetros de rutas seguras y 15.600 de rutas en estado óptimo.
Para el 2035, un plan a largo plazo permitirá completar la habilitación de la red de ferrocarriles de carga, con una inversión de 15.000 millones de dólares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora