El presidente Mauricio Macri anunció ayer el envío al Congreso Nacional de un proyecto de promoción del "primer empleo" para jóvenes entre 18 y 24 años, con "exenciones y subsidios" a las empresas, y denunció que el Gobierno de su antecesora, Cristina Kirchner, "hace cinco años venía escondiendo, detrás de la generación de empleo público artificial, la incapacidad de crear trabajo formal".
El proyecto de ley de "Primer Empleo" está destinado a los jóvenes de 18 a 24 años y establece exenciones y subsidios para las empresas que les den una oportunidad: en el caso de las diez provincias del norte argentino que pertenecen al Plan Belgrano los beneficios no tendrán límite de edad.
La iniciativa se estaba gestando desde hacía tiempo en el Ministerio de Trabajo, aunque los proyectos de la oposición para poner en marcha la doble indemnización en caso de despidos aceleraron los tiempos y provocaron un anuncio anticipado por parte del Presidente.
Macri afirmó que esta iniciativa forma parte de la política que lleva adelante el Gobierno "para que la Argentina empiece a generar trabajo de calidad" y ratificó que las mejoras se observarán "en el segundo semestre" del año.
"Estos son los instrumentos creativos e inteligentes que podemos y tenemos que poner en juego para generar trabajo. Todos queremos que empiece la etapa de generación de trabajo de calidad en la Argentina. Y quiero decirles que en el segundo semestre, así como hemos comprometido que va a bajar drásticamente la inflación, todos vamos a poder percibir que la Argentina volverá a ser un lugar donde, a partir de la inversión, se genere trabajo de calidad", sostuvo Macri.
Desde el Salón Blanco de la Casa Rosada, el mandatario insistió en que su "principal compromiso" es "lograr llevar a la Argentina en la dirección de pobreza cero, para lo cual -subrayó- se requiere "más educación y mejores trabajos".
"Recordamos el punto de partida: un país que hace prácticamente cinco años que no genera empleo, cinco años que viene escondiendo, detrás de la generación de empleo público artificial, la incapacidad de crecer, a través del trabajo en negro, la incapacidad de crear trabajo formal", denunció.
Acompañado por los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; y de Educación, Esteban Bullrich, Macri señaló que "la encuesta de indicadores laborales que se viene publicando desde 1998", muestra que "este primer trimestre replica lo mismo que pasó en los últimos cinco, seis años: la no generación de empleo".
"Entonces, creo que la tarea que tenemos por delante es, justamente, poner en marcha la Argentina para empezar a crear trabajo de calidad. Sé que estamos en un momento de transición, en el cual hemos tomado decisiones difíciles, muchas de las cuales me han dolido. Porque estamos en una etapa en la cual hay mucha gente a la que le cuesta llegar a fin de mes; que hace un enorme esfuerzo", remarcó el mandatario.
Pero insistió en que "estamos haciendo lo correcto en esta etapa de sinceramiento, en esta etapa de generar nueva confianza, de una nueva previsibilidad con el mundo", por lo que pidió "que el Congreso trate este proyecto lo antes posible, porque -sostuvo- hay muchos jóvenes con mucho para aportarle a la Argentina".

"Un gobierno sensible"

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, rechazó que el Gobierno sea "insensible" y destacó que "su primer objetivo es el de pobreza cero".
"Trabajamos y acompañamos esas medidas, que fueron hechas pensando en todos los argentinos. Se trató de acompañar ese sinceramiento de la situación económica del país, todo se aplicó de manera simultánea. Se acompaña a la sociedad, queremos estar cerca de quienes más nos necesitan, del que siente que se tienen que ajustar, del que la está pasando mal", dijo.
Stanley reconoció que "es un momento doloroso" y que "hay mucha gente angustiada, pero mucha otra gente confía, y sabemos que el objetivo máximo es bajar la inflación y generar empleo".
"Para que eso pase había que sincerar la situación, heredamos una crisis muy profunda. Nadie creía que íbamos a salir de esta situación", afirmó.

Las claves del proyecto

Para entrar al proyecto los jóvenes involucrados deberán tener no más de tres años de experiencia laboral.
Los beneficios para las empresas contratantes estarán vigentes desde el primer año del trabajador en la empresa e irán decreciendo hasta el tercer año, cuando quedarán sin efecto.
Se diferenciará según el tamaño de la empresa, aquellas de más de 200 empleados tendrán subsidios menores a las que tienen menos de esa cifra. Así se privilegia a las pymes.
En tanto que no podrán acceder a los beneficios, empresas que estén en proceso de achicamiento de personal.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 7 meses

Por ahora les està rindiendo, pero en cuanto no les sirva mas, el capital ultraconcentrado, va a acostar las payadas de este payaso, de la misma manera que acostò las payadas de Alfonsin en el 89.De la misma manera que callaron las payadas del conde de Anillaco, como tambien acostaron las payadas de videla y cia de asesinos. No les temblò el pulso, como tampoco les va a temblar la mano con el procesado este. Hoy no lo hacen porque estan a eructo pleno despues de semejante panzada.

Fortinero Sur
Fortinero Sur · Hace 7 meses

Una idea federal. Espero que se desarrolle con éxito.


Se está leyendo ahora