Llegó agosto y las bajas temperaturas comenzaron lentamente a presentarse cada vez menos. Sin embargo, con solo mirar el paisaje de la ciudad de Salta se ve que su tarea ya está cumplida. Los pastos secos por la heladas se levantan en las orillas de las rutas de la ciudad, lo mismo que en los baldíos y algunas plazas. En Salta, agosto representa el mes del viento zonda, un fenómeno que recalienta la región y termina de dejar los pastizales listos para que se enciendan con la primera chispa. A eso se suma el accionar de los vecinos; muchos de ellos toman la decisión de podar sus árboles, dejarlos en algún baldío cercano e inclusive quemarlos. Y esta es la situación de mayor riesgo para la época. Incendios que se generan en zonas urbanas o semiurbanas y que ponen en riesgo la vida los salteños.
En diálogo con El Tribuno, Nicolás Kripper, subsecretario de Prevención y Emergencias de la Municipalidad, destacó que se llevó adelante un relevamiento de las zonas de peligro en la ciudad de Salta, y que en algunas se tomó la decisión de realizar incendios controlados.
"Los fuegos controlados buscan reducir lo que denominamos combustible, como el pasto cubano que si no lo enciendo yo, algún vecino lo hará", destacó Kripper.
Lo lamentable de este accionar es que no se toman las medidas de precaución necesarias para evitar que el fuego se descontrole y pueda terminar con vidas humanas y pérdidas materiales, totales en muchos de los casos.
Para la realización de estos incendios controlados desde la Subsecretaría de Prevención y Emergencias destacaron que se trabajará en forma conjunta con los efectivos de Bomberos, Defensa Civil y personal de Obras Públicas de la Municipalidad de la Ciudad de Salta.
Por el momento, las zonas delimitadas para hacer estas quemas serán la avenida Domingo Perón y los caminos alternativos de barrio parque La Vega.
Kripper indicó que el uso de retroescavadoras para retirar los pastizales secos no es una técnica recomendada porque se acumula el material seco y tierra, que luego puede ser utilizado como combustible para algún incendio.
"Hoy, el 98 por ciento de los incendios se generan por la acción del hombre. Puede ser un cigarrillo mal apagado o incendios de basura descontrolados", aseguró Kripper.
En cuanto a la conciencia social de los ciudadanos, el subsecretario destacó que todavía falta mucho trabajo. "Además debe haber voluntad política de aplicar una normativa, y judicial de sancionar para evitar todo lo que generan estos incendios", reclamó el funcionario, a lo que agregó que no solo se genera la pérdida de flora y fauna, sino también se lastima el medio ambiente.
Zonas críticas
Desde Prevención y ante la experiencia de años anteriores, se pudo identificar que el gran objetivo a custodiar sigue siendo el cerro San Bernardo y el 20 de Febrero. Se suman los cerro aledaños y los barrios Autódromo, villa Floresta, Mitre, Las Rosas y Colinas.
Kripper sostuvo que esta es la zona que más situaciones de incendio genera, y en forma histórica. Son regiones de rasgos rurales, pero que dentro de lo urbano, por lo que representan un peligro importante.
Desde la Subsecretaría se identificó como zona de peligro en el norte de la ciudad, el campo militar, y la ladera de la avenida Bolivia.
Alertas
Las alertas por lo general son denunciadas por los vecinos de barrio El Huaico y Mirasoles.
En los terrenos cercanos al barrio 15 de Septiembre, el sector que rodea el viejo balneario de zona norte también fue considera de riesgo, sobre todo por la precariedad de las viviendas de la zona.
Sobre el lado oeste de la ciudad, los laterales de la autopista Domingo Perón son una zona de riesgo, donde los incendios incluso afectan la visibilidad de los conductores.
En la zona sur, los espacios que más preocupación generan son los terrenos colindantes a barrio Los Ceibos y Los Molles I y II. Además de los terrenos baldíos de atrás de Parque La Vega.
En la zona sudeste se destacan algunos terrenos de Solidaridad, en especial los usados para jugar el fútbol.
La Subsecretaría de Prevención y Emergencias cuenta con 10 personas en forma constante, capacitadas y con las herramientas necesarias para hacer frente al combate del fuego.
Prevención
Para dar inicio al operativo, los vecinos de la ciudad deben comunicarse al 911.
Desde allí se activa el procedimiento. Los primeros en llegar al lugar del siniestro deben ser los miembros de la Subsecretaría, que serán los encargados de establecer qué tipo de combustible produce el incendio, y accionar el llamado a los Bomberos y Defensa Civil de ser necesario.
Prevención recomendó a los vecinos evitar cruzar las llamas o columnas de humo y no actuar por iniciativa propia.
Para la campaña 2016, desde la Subsecretaría aseguraron que cuentan incluso con el apoyo del avión hidrante. Y en caso de ser necesario, con el refuerzo de los efectivos del Ejército Argentino.

Peligroso incendio

La alta temperatura y la poca humedad comenzaron a causar problemas. Ayer, hubo un incendio, sin mayores inconvenientes, en un predio de villa Palacios.
De acuerdo a lo que se informó, se habrían quemado unas 25 hectáreas. Lo que causó alerta es que el predio tiene cerca algunas casas, pero por la actuación de los bomberos no pasó a mayores.
En el operativo participaron nueve bomberos y seis efectivos de Defensa Civil. Tuvieron que actuar dos camiones de los bomberos. En el lugar, los yuyos estaban altos y muy secos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora