Productores del departamento La Candelaria pidieron reglas de juegos claras para que la producción del ají tenga una buena comercialización y se consolide.
Así lo plantearon los hombres de campo, en especial los que se dedican a la producción de ají, otras especias, aromáticas y tabaco, en una reunión que se llevó a cabo en El Tala este jueves y que contó con la presencia de los intendentes local, Andrés Mellado, y de El Jardín Omar López, del director de Agricultura de la provincia de Salta, Gunther Schneider, y profesionales del INTA.
El sector productivo de la región está compuesto por pequeños productores de donde el principal cultivo es el ají.
El promedio de tierras cultivada por productor es de 2 hectáreas y el rendimiento promedio es de 1.500 kg/ha.
Son aproximadamente 200 familias dedicadas a la actividad, con un volumen de producción de 250.000 kg.
"La producción de ají es un cultivo intensivo que necesita mucha mano de obra. Hoy nos faltan herramientas y el aumento de los insumos repercutió en el costo de producción. Otro de los principales problemas radica en la comercialización", explicó a El Tribuno el ingeniero agrónomo, Gustavo Sarmiento, quien participó del encuentro en representación del INTA.
"Hoy el productor está solo, comercializa en forma individual y al no haber un precio sostén está limitado a vender al precio que ponen los molinos o intermediarios", dijo.
"Por otro lado se propuso fijar un precio base para este año de $38 el ají amarillo y $32 el rojo y que los productores se asocien", concluyó.
"Fue una reunión positiva, porque estuvo la mayoría de los productores ajiceros del departamento, con quienes vamos a conformar la Asociación de Productores de Ají", dijo el intendente de El Tala, Andrés Mellado.
fijó una próxima reunión para el jueves 7 de julio, a los fines de avanzar en la conformación de la Asociación, para evaluar las repercusiones que tuvo el precio fijado y consensuar el camino a seguir".
En otro orden de cosas el jefe comunal taleño se refirió a la importancia de darle valor agregado a la producción local. "Contamos con una cooperativa que hoy está parada y que cuenta con herramientas en el interior de su galpón. Su reactivación permitirá crecer en el desarrollo de esta actividad, basándose en dar valor agregado a su producción, el secado en estufas, procesado, empaquetado y finalmente la comercialización".
En ese sentido agregó: "Sin lugar a duda, los beneficios serán muchos, pero fundamentalmente la generación de genuinos puestos de trabajo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia