En el marco de la campaña de lucha conjunta contra el mosquito Aedes aegypti, se llevó adelante la limpieza de la quebrada internacional que une Argentina con Bolivia.
El Gobierno autónomo de la localidad boliviana de Yacuiba desplegó el jueves pasado un gran operativo que dejó sorprendidos a los intendentes del departamento San Martín, acostumbrados a lidiar con las carencias propias de los municipios del norte en la lucha contra el dengue.
Seis máquinas fumigadoras manuales y más de 500 personas conformaron los equipos de limpieza y lucha contra el mosquito vector, que transmite las enfermedades del dengue, la chikungunya y la fiebre zika.
Además, en una muestra de total acatamiento a las medidas dispuestas para esa jornada de limpieza, todos los comercios de San José de Pocitos suspendieron las actividades para permitir el ingreso de las brigadas encargadas de retirar la basura.
Del lado argentino sucedió lo contrario. El intendente de Salvador Mazza, Rubén Méndez, no estuvo presente.
Y además ningún comercio permitió el ingreso de personal para comprobar si existen reservorios del vector.
"Nos sorprendió la seriedad y la responsabilidad con la que encararon esta jornada. También la gran cantidad de recursos materiales y humanos que dispusieron para este trabajo", dijo el intendente de Tartagal, Sergio Leavy, impulsor de estas jornadas regionales de limpieza y descacharrado en el departamento San Martín y en la frontera, donde se produce la mayor cantidad de casos de estas patologías.
De hecho, de los 14 enfermos de chikungunya que se registran en Tartagal, casi todos contrajeron la enfermedad en viajes a Bolivia.
Inicio de campaña
Unas 2.000 personas entre efectivos del Ejército Boliviano, policías, personal municipal y autoridades sanitarias del vecino país, asistieron el acto que presidió el alcalde del gobierno municipal de Yacuiba Ramiro Vallejos, junto a los intendentes Sergio Leavy (Tartagal) y Alfredo Daruiche (Aguaray), el subgobernador del Gran Chaco Boliviano, José Quecaña, miembros del comité cívico de San José de Pocitos y autoridades sanitarias del sur de Bolivia.
El megaoperativo conjunto de limpieza y descacharrado proseguirá en esta semana en las localidades de General Mosconi y Ballivián.
El objetivo es eliminar la mayor cantidad de reservorios de larvas del mosquito.
La disposición final de los cacharros se realizará en los diferentes basurales de la región.
Inconvenientes
La jornada de limpieza estaba programada para comenzar a las 8 en Salvador Mazza y a las 9 del lado boliviano. Cuando Vallejos y su comitiva intentaron cruzar hacia Argentina, en Migraciones le solicitaron una serie de documentación y requisitos para poder cruzar el puente internacional.
Esto indignó al alcalde de Yacuiba. "La frontera tiene que unir los dos países, pero los agentes de Migraciones argentinos no lo entienden así. Se volvieron muy burocráticos. Elevaremos las quejas que correspondan".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia