La comuna de Rosario de Lerma vive una situación crítica. Si no reciben ayuda de la Provincia, habrá nuevos despidos. Así lo informó el intendente Ignacio Jarsún.
El jefe comunal rosarino manifestó también que el medio aguinaldo recién se abonará la semana venidera, porque no recibieron el dinero esperado en concepto de coparticipación nacional.
A ello se suma el hecho de que los pagos a los proveedores, heredados de la anterior administración, no se pueden postergar más, ante la posibilidad de que la comuna pueda sufrir embargos.
"Estamos 900 mil pesos abajo. Pudimos pagar los sueldos en tiempo y forma, pero estamos con problemas para pagar el aguinaldo. No podemos pedir otro adelanto de coparticipación, sería una irresponsabilidad administrativa. Los empleados entienden la situación y comprenden el esfuerzo que se está haciendo, pero sus familias no pueden esperar", acotó Jarsún.
El jefe comunal mencionó que las empresas y comercios de la zona están regulando su situación impositiva, pero el problema radica fundamentalmente en la escasa coparticipación nacional, que llega con montos irrisorios para afrontar una gestión de gobierno.
"No quiero ser un intendente que abona sueldos y nada más. Solo el pago de la deuda heredada nos significa 500 mil pesos. Algunos dicen que seguimos llorando sobre la leche derramada. El tema es que nosotros no derramamos irresponsablemente nada. Todo lo contrario, estamos sufriendo las consecuencias de la mala administración anterior".
Los empleados aguardan que la semana que viene se pague el medio aguinaldo. Por ahora, los gremios no se manifestaron, pero algunos dirigentes señalaron que los trabajadores están inquietos y que no descartan medidas de fuerza.
Se redujeron los sueldos
Una medida ejemplar se tomó la semana en medio de la crisis. El intendente Jarsún se bajó el 20% de su sueldo y la disposición también alcanzó a todos sus funcionarios.
Ello implicará unos $70 mil más para las arcas municipales. El ajuste también incluyó dejar cesantes a 35 trabajadores, entre ellos cinco funcionarios del gabinete.
"Estamos haciendo lo posible para que no haya nuevos despidos, salvo que la situación empeore. Por eso tomamos estas decisiones", señaló el intendente Jarsún.
Reducirán las dietas
Por unanimidad, los concejales decidieron realizar una reducción del 22% en sus dietas, ante la situación crítica que vive el municipio. Así lo confirmó Ivonne Hoyos, autora de la iniciativa, a El Tribuno.
"Los cinco ediles que representan al sector político del intendente Jarsún presentamos este proyecto, que fue aprobado por todos los concejales la semana pasada. La medida alcanza a los ediles, no así al personal del Concejo", aclaró.
La dieta de los concejales ronda los 18 mil pesos y con el descuento a los nueve ediles que integran el cuerpo se ahorraría alrededor de 25 mil pesos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...