El juego Pokémon Go, que mezcla el mundo real con elementos ficcionales, propios del mundo virtual, es un éxito indiscutido en todo el mundo desde que se lanzó el pasado 6 de julio. Ya superó los 100 millones de descargas en Android, según reporta su página de descargas en la tienda de Google.
Sin embargo, no pocas fueron las voces que se alzaron desde distintos ámbitos para advertir sobre los peligros de este juego.
Chicos, abstraídos cual zombies, deambulan por las calles en busca de "pokemones" y se exponen a accidentes e, incluso a hechos de inseguridad.
A ello se suma un peligro más: ser un blanco fácil de grupos de pédófilos que, sabiendo del furor que el juego causa en chicos y adolescentes, lo utilicen para atraer a potenciales víctimas.
"El modus operandi de un abusador es conectarse con los chicos mediante la web, a partir de sus intereses personales. Pokémon Go se suma a esto. El pedófilo utiliza nombres falsos y miente sobre su edad. Lamentablemente, la mayoría de los chicos entre 10 y 16 años no logran percibir la maldad que los puede rodear. Son muy confiados", destacó a El Tribuno Viviana Moreno, representante en Salta de Grooming Argentina, una ONG que lucha contra los abusos a niños y adolescentes a través del uso de las nuevas tecnologías.
Por su parte, Mario Verde, Lic. en Psicología y Especialista en Psicología Social, docente universitario e investigador, también dialogó con El Tribuno sobre el fenómeno de Pokémon Go y coincide con las apreciaciones realizadas por la ONG.
"Más allá de accidentes y robos, el mayor peligro de jugar al Pokémon Go es estar expuestos a grupos de pedófilos. Los chicos van como extraviados, guiados por su celular. Estos pedófilos salen a "cazar'' a los chicos que "cazan'' pokemones. El juego puede ser utilizado como señuelo para atraerlos".

La geolocalización

Un tema que preocupa es el eventual "hackeo" de los datos de geolocalización que poseen los dispositivos celulares.
"El juego se da de alta con una cuenta del Club de Entrenadores Pokémon o con una cuenta de Google. Ello fue muy criticado por temor a que se infrinja la privacidad de los usuarios, pero es la misma metodología que utilizan la mayoría de las aplicaciones móviles. Lo que recomiendan desde Grooming Argentina es leer los términos y condiciones de uso y las políticas de privacidad, ya que al aceptarlas le dan a la aplicación acceso integral a nuestros datos, registro de actividad y dispositivo", señaló Hernán Navarro, titular de Grooming a nivel nacional.
En Salta, hasta el momento no se registraron denuncias sobre casos de abusos a menores relacionados con este juego, según señala la organización.
"En Salta no tuvimos ningún caso hasta el momento. Lamentablemente, no hay ninguna regulación sobre quiénes pueden acceder al juego. No hay controles y la transgresión a la ley es más fácil", destacó Morales.

Las "pokeparadas"

Por otro lado, en las diferentes ciudades ya se están creando grupos de jugadores donde compartir comentarios entre los usuarios, consejos, lugares en los cuales atrapar pokemones y hasta realizan juntadas para "cazar" todos juntos.
Navarro advierte: "Un abusador que descargue este juego tiene una guía en sus manos; una hoja de ruta virtual para cazar a su presa. Los jugadores pueden utilizar un señuelo en una pokeparada para llevar a los personajes de Pokémon a una ubicación específica. Por este motivo, hay que estar atentos y ser responsables en el uso de está aplicación, ya que el abusador tendrá acceso directo en la vida real del chico. Ya no van a necesitar sacarlos de sus hogares, están ahí".

Un juego que combina lo real y lo virtual

Pokémon Go, desarrollado por Niantic para dispositivos iOS y Android, y de descarga gratuita; consiste en buscar, luchar y capturar personajes de la saga Pokémon, escondidos en ubicaciones del mundo real.
Haciendo uso del GPS del celular, el jugador debe recorrer las calles de su ciudad para descubrir los pokemones.
Las calles del mundo real aparecen representadas en forma de mapa, que muestra el lugar donde se encuentra el jugador. Cuando éste enciende la cámara de su teléfono, se puede encontrar con una imagen virtual de un Pokémon, superpuesta sobre la escena real tras la lente.
La app avisará con una vibración y una luz intermitente cuando el usuario se encuentre cerca de un pokémon. Al tocar la criatura en la pantalla, la hace suya.
Los objetivos son capturar pokemones hasta completar una colección, también adiestrarlos para que ganen batallas frente a otros.
En algunos países el juego fue directamente prohibido, como es el caso de Irán, Malasia e Israel.
En Bélgica y Taiwán, en tanto, se implementaron multas a los jugadores de Pokémon Go que no presten atención al tráfico cuando se dispongan a cruzar la calles o generen inconvenientes en el tránsito.
En nuestro país, a los pocos días de ser lanzado el juego, la cuenta oficial de Twitter del Gobierno Nacional #Casa Rosada publicó una serie de recomendaciones y advertencias para evitar inconvenientes entre los que jueguen Pokémon Go.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


JUANJO GAR
JUANJO GAR · Hace 1 mes

LA BOLUDEZ MENTAL EN LOS JOVENES DE AHORA NO TIENE LIMITES...EN VEZ DE ESTAR HACIENDO PRODUCTIVO ALGO EN CASA O ESTUDIANDO,ANDAN PAVEANDO POR ALLI CON ESA TONTERA... NO ES CULPA DEL CHANCHO ,SINO DE QUIEN LE DA DE COMER DESPUES VAN A DECIR QUE LES PASO ALGO POR CULPA DEL POKEMON GO..... PATETICO

Rolando Arias
Rolando Arias · Hace 1 mes

HABLEMOS SIN SABER Malisima la nota, todo mentira!!!