Crece la polémica por una de las obras más importantes en materia energética del kirchnerismo. Se trata de la central térmica de Río Turbio, que se construyó para darle sentido a la histórica mina de carbón, hoy totalmente paralizada y sin producir energía.

En el Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT), razón de existir de la monumental obra, hay un atraso fenomenal del plan de inversiones, que preveía que el año pasado ya se debería haber extraído carbón suficiente como para alimentar la usina. Nada de eso ha ocurrido, pese a que en toda la cuenca carbonífera se invirtieron 30.000 millones de pesos en la última década. Hoy, en este rincón de la Argentina resuenan las denuncias de que el proyecto se transformó en una fabulosa caja de financiamiento político.

La nueva intervención anunció que investigará a fondo las sospechas de corrupción en el yacimiento de carbón e intentará reactivar la mina y sacar el carbón necesario para poner en funcionamiento la usina. Se armó con este objetivo un equipo de expertos con experiencia en el yacimiento.

Los planes iniciales del kirchnerismo pronosticaban que para 2011 la usina ya generaría energía para sumar al sistema interconectado nacional. Para ello, el yacimiento debería estar produciendo 1,2 millones de toneladas de carbón. Cristina Kirchner inauguró el primer módulo para generar 120 megas en septiembre. Entonces, había unas toneladas de mineral en stock, además de gasoil. La falta de carbón y la demora de las certificaciones de obra, sumado al cambio de gobierno y la huelga de los empleados, paró todo. El segundo módulo está en un 75% de avance. Pero la extracción de carbón es la principal demora.

El nuevo interventor de YCRT, Omar Faruk Zeidan sostuvo ante La Nación que que faltó planificación y denunció que los responsables del yacimiento "pensaron en hacer negocios". "Robaron, ése es el gran problema, el alto nivel de corrupción. Al yacimiento lo han utilizado para ganar elecciones y económicamente para robar", disparó.

En 120 días tendrán los números acabados de la auditoría que se hace en Buenos Aires y Río Turbio en forma simultánea. Por ahora, adelantan que también encontraron convenios con la Universidad de La Matanza para producir un documental sobre YCRT. Allí intervenían unas 90 personas, pero el trabajo no aparece, al igual que un estudio de impacto ambiental. También se suspendieron los contratos de 29 personas "relacionadas con el poder político provincial, que no cumplían ninguna función en la empresa y que le costaban más de $ 3 millones a YCRT".


Fuente: La Nación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Rene torres
Rene torres · Hace 9 meses

QUE SON CHORROS TODOS POR FIN SE TERMINO LA ERA k ESTA VIEJA NOS ROBO TODO MENEN ES NENE DE PECHO AL LADO DE ESTOS ESPERO QUE ALGUNO VAYAN EN CANA

Rene torres
Rene torres · Hace 9 meses

la empresa YCRT son los que mas alto tienen los sueldos los mineros del pais que van de 20 mil a 150 mil pesos todos son corrupto lo que se fueron y los que llegaron esta empresa va a ser privatizada tanto los mineros y los sindicalista son los culpables que lleguen a ser manejada por la privadas


Se está leyendo ahora