*

Polémica por el estado de perros en el refugio municipal
La polémica y preocupación por el cuidado de los perros callejeros que se encuentran en el refugio municipal, ubicado en calle Gato y Mancha detrás del vivero municipal, en el barrio Don Emilio, se volvió a reavivar en este 2016. El sitio fue inaugurado en agosto y desde ese momento cosechó críticas por parte de las sociedades protectoras de animales y salteños que denuncian maltrato y abandono de los animales.
Ahora, el equipo de voluntarios que trabaja en la Dirección de Zoonosis municipal se comunicó con El Tribuno para describir la situación actual. Aseguran que nada cambió.
Silvia Torres y Virginia Matus, voluntarias de Zoonosis, dijeron que hoy se presentarán en el refugio municipal con un escribano para dejar constancia del estado de los animales. "Vamos a labrar un acta para que no digan que mentimos. Iremos con un médico veterinario y un arquitecto para que nos digan cuáles son todas las falencias edilicias que tiene la perrera y cual es el estado de los perros", expresó Virginia Matus.
Hay 47 perros callejeros alojados en el refugio municipal en este momento
Las falencias
Entre los grandes problemas que presenta el refugio, Virginia contó que en la perrera no se están realizando las desinfecciones (hay perros con pulgas y garrapatas), hay faltantes de medicamentos y vacunas (son conseguidos a través de donaciones) y no hay veterinarios. "A los perros, nosotros los tenemos que sacar y llevarlos a Zoonosis o a la Universidad Católica para que los vea un profesional", dijo la voluntaria.
Con respecto a la cuestión edilicia, Virginia agregó que al refugio hay que hacerle un mantenimiento general. "Las puertas de caniles están rotas por los perritos y no las hicieron arreglar, la luz no está activada y no tienen energía eléctrica", dijo.
Falta de personal
Entre los falencias que denunció Virginia, también expresó que en el refugió hay pocos empleados. "Queremos dejar bien en claro cuáles son las falencias en la atención al público, que prácticamente no tiene. A la tarde no hay gente que limpie ni atienda las adopciones", detalló la mujer. Y agregó: "No hay personal las 24 horas ni guardias. Eso hace que se roben los perros que tienen lindo aspecto y, además, que dejen en la puerta perros enfermos con sarna o moquillo y uno no los puede dejar en la calle".
Virginia expresó que necesitan voluntarios para que los ayuden a limpiar los caniles, darles de comer y pasear a los animales. Los interesados se deben acercarse a la calle Lavalle 546.
El refugio
El Tribuno se acercó al refugio para hablar con el personal. Dialogó con Pedro Pistán, uno de los dos cuidadores que están a la mañana. El mismo desmintió esas acusaciones y sostuvo que los perros y los caniles se encuentran en perfecto estado. "Acá a los animales se los trata bien y tienen todas las vacunas al día. Hay perros sueltos por la zona, pero no son del refugio", finalizó Pistán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...