*

Polémica por la causa y los responsables
Apenas habían pasado pocos minutos del choque entre el tren urbano y el colectivo de Balut, cuando la polémica se instaló entre las vías y la ruta nacional 34. ¿Estaban los banderilleros parados en medio de la ruta para detener al tránsito? ¿El tren hizo sonar la bocina y llevaba encendidas las luces? ¿El colectivero intentó "ganarle" al tren? Si había banderilleros, ¿por qué cruzó también la camioneta EcoSport?
Las posiciones quedaron claras mientras el operativo para retirar el convoy se realizaba.
"Estaba todo oscuro, no había banderilleros y el tren venía sin bocina y sin luces. Incluso cuando descendimos del coche no había ningún banderillero", afirmó Ángel Palavecino, el chofer del colectivo de la empresa Balut.
Su compañero Ángel Puca añadió: "Si hubiera habido alguien esto no habría pasado".
"No había nadie, ningún banderillero", sumó César Darío Ampuero, quien viajaba desde Jujuy a Chaco, junto a un hermano mayor, otro menor y la madre en la EcoSport que fue arrastrada por la camioneta.
No dicen lo mismo desde la empresa Trenes Argentinos- Sofse, operadoras del servicio Salta-Gemes, ni el coordinador de la Unidad de Proyectos Ferroviarios de la Provincia, Marcelo Lazarte.
"Confirmo la presencia de banderilleros que es lo que me ha informado el guardatrenes; estaban los conos y el banderillero", afirmó Lazarte.
La voz de los vecinos de la zona está dividida. Algunos aseguran que cada vez que pasa el tren hay banderilleros y escuchan la bocina. Otros afirman que "a veces" están.
Todos coinciden en que el choque de ayer fue un error humano. Será la Justicia la encargada de determinar de quién es la responsabilidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...