Ante las críticas y advertencias de los vecinos acerca de que "San Ramón está en encima", autoridades y responsables de la empresa encargada de una obra salieron a poner paños fríos a la situación.
Los trabajos de recambio de cloacas en la calle Pellegrini entre Eges y Gemes, de Orán, lleva más de tres meses cuando el plazo original era de no más de 60 días.
Y al tratarse de una de las arterias céntricas, con más tránsito diario y por la que tradicionalmente circula la procesión de las patronales, la preocupación de los vecinos aumenta.
"Ya está pasando el período de compactación y se acercan las fiestas patronales, por lo que este tramo tiene que estar reparado lo antes posible, así que se decidió, teniendo en cuenta el factor tiempo y la carencia de bituminoso, completarlo con hormigón simple", anunció la secretaria de Obras Públicas de Orán, Elena Briones ayer.
Pero los vecinos calcularon que entre el tiempo que demora la compactación y el que hace falta para poner hormigón y que se pueda habilitar, la calle Pellegrini no estará lista para las fiestas de San Ramón, teniendo en cuenta que la procesión históricamente transita por esa arteria.
Briones explicó que le corresponde a la empresa Aguas del Norte reparar la calle, pero si hay demoras será la misma Municipalidad la que lleve adelante la tarea, teniendo en cuenta que pueden ser necesarias varias semanas con la calle totalmente cerrada antes de que pueda ser finalmente habilitada ya repavimentada.
Y advirtió que se podrían llegar a poner adoquines, para lograr un pavimento articulado, aunque de manera provisoria.
Elena Briones OBRAS PÚBLICAS "Si no conseguimos bituminoso pondremos adoquines. Pero los vecinos pueden tener tranquilidad de que la calle estará habilitada para las fiestas patronales".
Desde el pasado 7 de abril, cuando se inició la obra de recambio de redes de cloacas de la calle Pellegrini, la esquina, vital para el tránsito y el comercio de la ciudad, está completamente clausurada.
Cabe señalar que el plazo total para la finalización de la obra era de 60 días, pero cuando comenzaron los trabajos de relleno y compactación, la comuna solicitó que la pavimentación se realice con material bituminoso, el cual no se obtiene.
Por esa razón se postergó la finalización y no se puede habilitar. Briones aseguró que el trabajo de pavimentación será ejecutado de manera conjunta entre la comuna y Aguas del Norte para agilizar la tarea.
Por su parte, el ingeniero Alfredo Ramírez, jefe del Distrito Orán de la concesionaria, aseguró que "en la obra está presupuestado finalizar con hormigón. La idea es repavimentar toda la cuadra, pero en el presupuesto solo está contemplada la parte que se rompió, es decir cerca de un 40%. Se están gestionando recursos económicos para hacerlo en toda la calle. En las primeras etapa del proyecto estaba previsto poner hormigón, pero la Municipalidad no quiere, ellos quieren bituminoso como tiene el resto de la calle".
Respecto a la utilización de adoquines, Ramírez dijo que es una alternativa. "Todo depende de la Municipalidad. Estamos dialogando y tratando de acordar cómo terminar el trabajo", señaló. Y en cuanto a los tiempos, aceptó: "Están sobrepasados, esto ya debería estar terminando, estamos tratando de consensuar para avanzar, pero no tenemos fecha de finalización".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora