Las pericias oficiales aún no arrojan resultados. Las causas de la tragedia que enluta a Rosario de la Frontera dieron lugar a una controversia entre el gobernador Juan Manuel Urtubey y el intendente Gustavo Solís.

A simple vista, según los primeros indicios, el vehículo de Gendarmería sufrió el reventón de un neumático unos 150 metros antes del puente en el que desbarrancó. El incidente habría dejado al conductor sin control del ómnibus.

Sobre el punto, la ministra Patricia Bullrich admitió que va a ser imprescindible evaluar el estado de mantenimiento de las unidades de transporte y del equipamiento general de la fuerza.

El intendnete Solís resaltó algo que los vecinos del sur provincial denuncian constantemente acerca de esta ruta, llamada "de la muerte". Dijo que se encuentra totalmente destruida y que el accidente obedeció a las malas condiciones que presenta. "No sería ilógico que las malas condiciones de la ruta pudieran haber provocado el accidente", dijo, y agregó que en el tramo rosarino la ruta "está totalmente destruida", muy bacheada". "Los que conocemos la zona tratamos de no andar de noche", acotó.

Urtubey, en cambio, descartando tácitamente que el neumático hubiera sido dañado por un pozo o una fractura del pavimento, aseguró que "la ruta no tuvo nada que ver" y consideró que "lamentablemente fue una fatalidad".

El jefe de Bomberos de Rosario de la Frontera, Gustavo Díaz, confirmó que la ruta "está llena de pozos y hay que ir con cuidado porque los baches son de todos los tamaños y ya hemos tenido accidentes y vuelcos allí".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...