La polémica no se hizo esperar. El Concejo Deliberante aprobó, la semana pasada, la ordenanza que prohibe la venta de energizantes en los boliche y, enseguida, Céltico Rodríguez, miembro de la Comisión Nacional de Alimentos, cuestionó la norma propuesta por la concejala de Salta Somos Todos, Ángela Di Bez, que ya fue girada al departamento Ejecutivo Municipal para su promulgación.
Ante una consulta de El Tribuno, Rodríguez afirmó: "Los energizantes están debidamente habilitados y registrados por la autoridad competente de aplicación del Código Alimentario Argentino, en todo el país. Hay una ley nacional que lo permite. Y en esa ley, hay un capítulo específico de Regímenes Especiales donde se habilitan estos tipos de productos y tantos otros".
Rodríguez señaló luego que el rotulado de los envases de estos productos dice claramente: "No consumir antes de consultar a su médico", "no mezclar con bebidas alcohólicas" y "no ingerir más de dos latas por día". Y añadió: "Si se toman seis latas, no consultan con el médico y las mezclan con alcohol, la culpa no es de la autoridad habilitante".
Los alcances
En los argumentos de la ordenanza se destaca que las disposiciones alcanzan a todos los locales cerrados o al aire libre, bailables, confiterías bailables, salones de fiesta, peñas, pubs, bares y restaurant con anexo baile y espectáculos, y demás locales donde se desarrollen actividades nocturnas con acceso público con reproducción de música, interpretaciones musicales en vivo o similares.
Especifica también que dichos lugares deben exhibir carteles con la leyenda: "La mezcla de bebidas alcohólicas con energizantes es perjudicial para la salud". Y agrega que "mas allá de que se coloquen esos carteles, se hace necesario hacerla más imperativa debido a que se comprobó que esta mezcla hacen más violentas las actitudes de numerosas personas".
En otro de los puntos considerados, Di Bez puntualiza que "todas estas situaciones tratan de evitar males mayores, que en muchos casos resultaron irreversibles como la pérdida de vidas".
Sobre estas consideraciones, Rodríguez opinó que "si quieren llegar a la juventud, deberían hacerlo con un poco más de docencia. Por ejemplo, invitarlos a los chicos a que lean el rótulo y que después de leer las advertencias vean qué hacen".
Puntualizó luego que "es improcedente prohibir la venta de un producto que tiene libre circulación porque ha cumplido todas las exigencias. Pero, además, dejan al municipio en una situación de vulnerabilidad porque le van a hacer planteos judiciales que van a terminar pagando todos los ciudadanos". Rodríguez, veterinario y especialista en Bromatología, sostuvo que "hay que hay que hacer docencia como corresponde, no prohibir algo que está habilitado para tener libre circulación. Lo que pasa es que hay que leer el rótulo antes de consumir. El uso indebido de un producto debidamente autorizado libera de responsabilidad a quien lo elabora".
Por último, el miembro de la Comisión Nacional de Alimentos consideró que "habrá que hacer otra ordenanza o corregirla cuando se reglamente, porque lo que acaban de hacer no se puede hacer" .

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que los baños sean mixtos en las oficinas públicas y comercios?

Importante ahora

cargando...