Lola Berry, conocida como "La reina de la nutrición", quiso promover la reducción de centímetros con una campaña titulada "Stop Being A Fat Bitch" (Deja de ser una puta cerda), pero no midió las consecuencias.
Sus más de 130 mil seguidores pasaron de la pasividad a la agresividad e insultaron varias horas a Berry. Cientes de miles de comentarios en Facebook, Instagram y más dejaron en claro que el nombre era completamente inadecuado.
La nutricionista de 26 años demoró un poco pero finalmente admitió que el título de la campaña fue un grave error. "El título de la campaña de nutrición nunca intentó hacer daño a nadie. La llamé así porque a veces yo misma me he dicho de esa forma. Solo he causado heridas en ustedes y lo siento", dijo en un video publicado en Facebook.
Embed
Si bien la imagen de la nutricionista australiana se ha visto muy mellada, ella ha intentado resarcirse con su público y solicitó la ayuden a retitular la campaña.
Sin embargo, parece algo tarde. En las últimas horas Berry perdió muchos seguidores y algunos han llamado a boicotearla en presentaciones públicas, y hasta a quemar sus recetas en la calle.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora