El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, aseguró ayer que "el ideal" de vivir en una Argentina con "bien común" está "muy lejos de haberse alcanzado" y advirtió a los dirigentes políticos que tomarse una foto con el papa Francisco no los convierte en su "amigo ni vocero".
"No se confundan. Una foto o un encuentro con Francisco no te hace ni vocero, ni su amigo, ni su misionero si no practicamos los mandamientos de la compasión y misericordia con el otro que no es mi enemigo sino mi hermano, mi semejante, mi prójimo", dijo.
Así se expresó ayer el religioso en su homilía durante la misa por el día de San Cayetano en la Basílica de Liniers, en la que analizó el legado que dejaron los patriotas que impulsaron la independencia de la Patria. Miles de personas se acercaron al santuario para orar por "pan, paz y trabajo" y muchos de ellos hicieron una vigilia de hasta 24 horas para ingresar a la Basílica y tocar al santo.
También hubo bendiciones de objetos y se recibieron alimentos no perecederos y ropa para Cáritas.
En el marco de las celebraciones por el Bicentenario, Poli dijo que los obispos escribieron que la Nación independiente y libre se gestó en una pequeña provincia de la Argentina profunda, entonces muy vulnerable por su escasez de recursos y el avance de los realistas, cuyo triunfo significaría la muerte de los congresales. Estos se reunieron en una casa de familia e hicieron de ella un espacio donde se desarrolló una auténtica deliberación parlamentaria, destacó Poli y agregó: "Esta casa, lugar de encuentro, de diálogo y de búsqueda del bien común es para nosotros un símbolo de lo que queremos ser como Nación".
Poli recordó que si bien en aquel momento por momentos dominó el disenso en prolongadas sesiones, la comunión en lo esencial hizo que el diálogo razonable superase las diferencias y primara el interés común, dejando que las ideas reflejasen con fidelidad el sentir de los pueblos. Destacó que los patriotas "se jugaron por el pueblo que representaban" entregando "sus vidas, tiempo e intereses sin titubeos" y prometieron a Dios "sostener estos derechos hasta con la vida, los haberes y la fama".
"El ideal de vivir la Argentina como una gran familia donde la fraternidad, la solidaridad y el bien común incluyan a todos los que peregrinamos en su historia está muy lejos de haberse alcanzado", afirmó.
Y añadió en ese sentido que el acta de Independencia alcanzará su plena vigencia conforme a los ideales de sus gestores cuando las familias argentinas más postergadas tengan una casa digna donde formar su hogar, donde no falte la asistencia de la salud, la educación y un trabajo digno y honrado para los padres. El cardenal expresó que San Cayetano "entiende muy bien" a sus fieles por que "él fue buen samaritano, amigo del Papa de su tiempo y hermano de los hombres y mujeres que lo necesitaban durante su vida", por lo que ahora "desde el cielo escucha y por eso nos animamos a pedirle".
"San Cayetano amigo nuestro, te pedimos por la fe de este pueblo devoto que te quiere tanto, te venera y quiere imitarte como samaritano: pedile a Dios que no falte el pan y el trabajo en nuestras familias y que conceda a nuestra Patria años de encuentro fraterno. Y que nos dé progreso, paz y justicia para todos", dijo Poli.

La carta del Papa a los fieles

El papa Francisco expresó ayer su deseo de que a los argentinos no les falte el trabajo en una carta enviada al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo. La carta fue leída por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, ante miles de peregrinos en el santuario de San Cayetano, en Liniers.
A continuación, fragmentos del texto de la misiva: "Querido hermano: (...)quiero hacer llegar mi saludo y bendición a tantos hombres y mujeres que se congregarán en los diversos templos del país dedicados al Santo para pedir pan y trabajo o para agradecer el hecho de que no les falte. (...)A San Cayetano pedimos pan y trabajo. El pan es más fácil conseguirlo porque siempre hay alguna persona o institución buena que te lo acerca, al menos en Argentina donde nuestro pueblo es tan solidario(...) Pero trabajo es tan difícil lograrlo(...) El pan te soluciona una parte del problema, pero a medias, porque ese pan no es el que ganás con tu trabajo. Una cosa es tener pan para comer en casa y otra es llevarlo a casa como fruto del trabajo. Y esto es lo que confiere dignidad. (...)Y nuestra gente menosprecia a quienes "viven de arriba", porque arteramente atisban en ellos una cierta falta de dignidad.

Contundente reclamo por una ley de emergencia social

cgt.jpg
La concentración en la Plaza de Mayo para reclamar por una ley de emergenia social.
La concentración en la Plaza de Mayo para reclamar por una ley de emergenia social.
Miles de manifestantes agrupados en la Central de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), en Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC) se concentraron ayer en Plaza de Mayo, luego de marchar desde Liniers en ocasión del Día de San Cayetano, en una jornada de protesta para pedir por una Ley de Emergencia Social que garantice un salario universal complementario para los trabajadores informales.
Los movimientos sociales también exigieron al Gobierno asistencia alimentaria para comederos y merenderos, y programas de empleo para cooperativas, en tanto que se manifestaron contra los despidos y el ajuste.
También acompañó la movilización la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky, quien estuvo en la Plaza de Mayo un par de días antes bloqueando a la Policía para que no pueda llevar a Hebe de Bonafini a declarar por el destino de más de 200 millones de pesos que debían destinarse a obras de viviendas.
Además acompañaron la CTA Autónoma de Pablo Micheli y la CGT Azopardo de Hugo Moyano.
También varios dirigentes políticos de la oposición se sumaron a la multitudinaria movilización y dirigieron críticas al Gobierno por "no hacerse cargo de la realidad de los trabajadores informales y el desempleo", entre ellos el Partido Justicialista, la Fundación La Alameda, el secretario del Movimiento Evita, Emilio Pérsico y el jefe de los docentes bonaerenses, Roberto Baradel.
El presidente del Parlasur y excanciller del kirchnerismo, Jorge Taiana, destacó que "esta marcha es para visibilizar ante la sociedad la difícil situación que atraviesa la economía popular".

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora