De manera irracional y sin medir consecuencias, en la madrugada de ayer un hombre a bordo de una motocicleta evadió un control policial y, lo que es peor, terminó arrollando a uno de los efectivos que trabajaba en el lugar. El uniformado, víctima del descontrolado accionar del motociclista, trabaja para la División Policial de Seguridad Caminera y fue sorprendido cuando el conductor de la moto maniobró para evitar el control y se abalanzó sobre su humanidad.
El control vehicular que se realizaba ayer cerca de las 1.20 sobre la ruta provincial 21 y Circunvalación Sureste forma parte del programa de seguridad vial.
Ante la falta de cultura vial y la responsabilidad que hay que tener cuando se aborda un vehículo, cualquiera sea este, en no pocas ocasiones la gente está expuesta frente a verdaderos "asesinos al volante", pero también quienes tienen el deber de hacer cumplir las normas, los policías de tránsito y personal de seguridad vial, también suelen padecer este tipo de siniestros.
El descontrol comenzó cuando uno de los efectivos le solicitó al conductor de la moto tipo enduro, que no tenía dominio, que se detuviera para el control de rutina. En ese momento, el motociclista aceleró el rodado para escapar del control y se llevó por delante al efectivo.
Alterados y sin imaginar que reaccionaría de esa forma, los compañeros del personal lesionado llamaron a la ambulancia del Samec que llegó al cabo de algunos minutos. Los asistentes médicos atendieron al damnificado y lo trasladaron al hospital local, donde los profesionales le diagnosticaron politraumatismo en miembro inferior derecho. El policía de seguridad vial quedó en observación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...