Héctor Pérez, el agente de policía que fuera imputado en su momento por el crimen de su pareja, ocurrido el 21 de marzo en villa María Esther -o villa Estela según otras fuentes-, fue dejado en libertad tras un informe del CIF a medida de las declaraciones del eximputado.
La agente de Policía falleció por un disparo en el rostro o en la cabeza -jamás se hizo público ese detalle-, tras una acalorada discusión con quien mantenía una relación amorosa.
La medida fue planteada en vista de las pericias del CIF, tanto genéticas como las practicadas a un teléfono celular, las que para el análisis fiscal desincriminan al efectivo.
El fiscal penal Pablo Rivero accedió a que el agente quede en libertad, pero con medidas sustitutivas.
Un adelanto del resultado de las pericias ordenadas en torno a la muerte de Delia del Socorro Lamas, de 32 años, madre de dos pequeños hijos que se desempeñaba en la Policía de la Provincia, llevó al fiscal Rivero, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, a solicitar la libertad de la pareja de la víctima y agente de Policía, Héctor Pérez, quien había sido imputado por supuesto homicidio.
Lamas, según las actuaciones que lleva adelante la fiscalía, murió a raíz de un disparo efectuado con su arma reglamentaria en un departamento que la pareja ocupaba en un edificio ubicado en la calle Maestra Saravia al 400, en villa María Esther.
El incidente ocurrió el 21 de marzo pasado. Tras la muerte, el fiscal Rivero y peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales realizaron las tareas para esclarecer el caso.
Ayer, tras recibir un adelanto del informe de los peritos, el fiscal informó que las pruebas favorecen el argumento esgrimido por el policía, quien afirmó que se trató de un suicidio.
Los peritos del CIF no hallaron, "prima facie", restos genéticos del ADN de Pérez en el arma disparada, como así también el análisis del teléfono celular de Lamas indica la existencia de mensajes con intenciones suicidas. Una conclusión que va a reversa de la condición de profesional de las armas, conocedor de las huellas genéticas que se dejan en las mismas y de la escena del crimen, como lo es la condición propia del ser policía.

En manos de la jueza

La libertad provisoria otorgada al policía Héctor Pérez, con medidas sustitutivas, consideró el fiscal que no causará el entorpecimiento de la investigación, que aún se encuentra en trámite, por la muerte de su pareja. El pedido fue girado al juzgado de Garantías 7, a cargo de la jueza Edith Rodríguez, quien interviene en el caso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 7 meses

Que se podria esperar, si entre ellos se tapan, el C.I.F. ( cuerpo de inutiles falaces ) que pertenece a la misma policia,siguiendo ordenes "superiores" favorecio al gatillo facil, quien dejo a un pibe sin su madre, y a toda una familia con un profundo dolor. Pero de la justicia de Dios no se salvara


Se está leyendo ahora