En la séptima jornada del juicio por el homicidio de Javier Trogliero declararon cuatro testigos, todos policías que tuvieron intervención en la investigación de la causa.
Los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio escucharon el testimonio de Rodolfo Reales, quien realizó un informe de verificación técnica de una cámara Panasonic y un celular; Jimena Núñez, quien concretó una inspección ocular; Andrés Torrejón, quien en ese momento era jefe de guardia en el hospital San Bernardo, y Roberto Lera, quien en ese tiempo se desempeñaba como dibujante.
"Se hallaron vidrios en el quincho. Eran chicos, minúsculos en comparación con los grandes encontrados afuera", declaró Núñez, con relación a la inspección que hizo en la casa de Mario Ariel Del Barco.
"Dentro del quincho se vio el piso pegajoso, meloso, como con sustancia. Las plantas de los pies se pegaban. Los vidrios eran blancos, marrones, verdes", añadió.
En la causa se encuentran imputados Juan Carlos Gómez Paz, por homicidio simple, y Mario Ariel del Barco y Sebastián Matías Guitián, por encubrimiento agravado.
De los imputados, solo queda pendiente la declaración de Del Barco, ya que los otros dos acusados prestaron declaración días atrás.
El tribunal está integrado por los jueces María Victoria Montoya Quiroga, Bernardo Ruiz y Pablo Farah.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora