Dos policías resultaron heridos esta tarde, luego de que una patrulla de la Brigada de Investigaciones de la Policía, en el barrio INTA de Cerrillos.
De acuerdo a lo que conoció El Tribuno, estarían involucradas ocho personas, que estarían siendo buscados por la Policía. Tras la emboscada, tuvieron que ser derivadas a ese barrio varias patrullas, de otras dependencias.
Según se conoció, los policías, que son atendidos en el hospital, habían llegado a ese barrio a detener a un conocido ladrón y cuando lograron arrestarlo, empezó a gritar y salieron los amigos.
Un efectivo tiene varias lesiones y analizan trasladarlo hasta un hospital de la ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Davor Dovadija
Davor Dovadija · Hace 12 días

Seguramente que sos uno de esos maricones que le tira piedras a la policia, cagon! El fuerte de que, sos blando.

el fuerte el prado
el fuerte el prado · Hace 12 días

los poli-cani estan afectado al dakar o a cuidar los cholos.....aparte una paliza no les viene mal tampoco

Ignacio Medina
Ignacio Medina · Hace 12 días

Una paliza no les viene mal???? lo que esta mal es tu cabeza, si hubiera mas respeto por la autoridad no existirian todos estos delincuentes que solamente saben hacer macanas

Re KennethU
Re KennethU · Hace 12 días

Si a la policía le permitieran usar, y los entrenaran al respecto, los delincuentes y sus cómplices y familiares se cuidarían mucho de hacer este tipo de atentados a la autoridad.

Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 12 días

repitan conmigo - Argentina es un pais para delincuentes las leyes solo los protegen a ellos el resto solo vive de su propio esfuerzo y trabajo - alguna vez me pregunté por que hay tantos Argentinos viviendo en otros paises bueno uno de los tantos motivos es que por aquí no exite la JUSTICIA...

EL ALBERTO
EL ALBERTO · Hace 12 días

Esto sucede porque a diferencia de otros países del mundo, la policía no puede hacer uso ni de sus armas de fuego ni tampoco usar la fuerza porque son denunciados y exhonerados.


Se está leyendo ahora