El descuido de unos padres pudo costarle la vida a una bebé de 12 meses en el Barrio Santa Rita Sur. Los progenitores de la niña se encontraban almorzando el lunes cuando de repente su hija desapareció de su vista. Al llamarla la niña, que recién está dando sus primeros pasos, no apareció. Alertados comenzaron a buscarla. Había caído en forma accidental a un tacho que contenía 20 litros de agua.
Desesperados sacaron a la criatura que se encontraba desvanecida. De inmediato llamaron al Sistema de Emergencia 911 para pedir ayuda. Al lugar llegó una patrulla cuyos oficiales, sin perder tiempo, comenzaron a realizarle técnicas de reanimación cardio pulmonar. Esto logró reanimar a la niña que volvió en sí.
Al consultarles a los progenitores qué había ocurrido, esto relataron que se encontraban almorzando cuando la niña desapareció del lugar y la encontraron unos minutos más tarde dentro del tacho de 20 litros con agua. y que al sacarla se encontraba en estado inconsciente.
Luego de practicarle la reanimación, una ambulancia trasladó a la niña de un año hacia el Hospital Papa Francisco donde el profesional que la asistió le diagnosticó "asfixia por inmersión".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...