El director de la Unidad de Gestión Comunitaria de la localidad bonaerense de Castelar, Sebastián Simone, protagonizó un episodio que se viralizó en las redes al fingir ser atacado por vecinos que protestaban contra el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, por los despidos de alrededor de 250 trabajadores municipales.
Simone se acercó a los vecinos, fingió ser empujado y se tiró al suelo al grito de: "Prensa, prensa, me empujaron". El insólito episodio fue filmado por uno de los manifestantes. Luego esto se viralizó rápidamente, sólo le faltó gritar: "penaallll".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...