Nuevamente se abre la discusión por el estacionamiento medido, que ha venido dando qué hablar en los últimos meses. En este caso se trata de la iniciativa para aumentar el precio en un 100% -pasaría de $5 a $10- pero también incrementar los aportes que la Municipalidad se llevaría en concepto de proveedora de los talonarios de boletas. Por el momento, la iniciativa quedó trabada.
La medida fue impulsada por el concejal del Partido Justicialista Gastón Galíndez, quien considera que además de contribuir a solucionar la organización del tránsito vehicular y las condiciones de los permisionarios, se debe avanzar en fomentar la utilización de las bicicletas como medio de transporte económico y no contaminante.
El lunes pasado la Comisión de Tránsito, Transporte y Seguridad Vial del Concejo Deliberante abordó el pliego presentado por Galindez. En la reunión, encabezada por Virginia Cornejo, representante del PRO que preside la comisión, los presentes no arribaron a un acuerdo y la introducción de cambios al actual sistema de estacionamiento medido quedó momentáneamente congelada.
Entre los ediles presentes, según le dijo Galindez a El Tribuno, estuvieron Gustavo Serralta, compañero del autor de la iniciativa en la bancada del PJ, y Mario Moreno, quien forma parte del bloque del Partido de la Victoria (PV). Finalmente, no se resolvió otorgar ningún dictamen y la discusión se reanudará el lunes próximo, a instancias de la misma comisión. Luego de ello pasará a las comisiones de Hacienda, Presupuesto y Cuentas y de Legislación general. Una vez cumplido ese trayecto la iniciativa se trataría en el recinto legislativo.
Las discrepancias
La falta de acuerdo en el encuentro del lunes pasado tuvo varias aristas, no solo la cuestión de concretar un aumento en el estacionamiento medido. Mientras que Galíndez propone una suba del 100%, algunos ediles disienten con esa alícuota y proponen que el incremento no supere el 70%, es decir que no llegue a los $10 por hora. Un segundo punto de controversia es el porcentaje que se aportará a las arcas municipales. Actualmente, sobre los 5 pesos que se facturan en cada boleta por hora, 40 centavos vuelven a la hacienda comunal, es decir el 8%. De mínima, ese porcentaje treparía al 10%, pero hay algunos concejales que consideran que puede llegar al 30%. Pasando en limpio, con un precio de $10 por hora, la Municipalidad podría recibir hasta $3. El tercer aspecto a resolver tiene que ver con las condiciones de trabajo de los permisionarios. Aumentando sus aportes a la caja municipal, se estudia la posibilidad de darles cobertura de obra social y hacerles extensivo el beneficio de la aseguradora de riesgos del trabajo (ART) que cubre a los empleados municipales. Algunos ediles consideran que, en tal caso, directamente se tendría que reconocer a los permisionarios como trabajadores del gobierno municipal.
Permisionarios
En una recorrida céntrica, El Tribuno dialogó con distintos cobradores que, en la mayoría de los casos, afirmaron estar dispuestos a ceder un mayor porcentaje de sus ganancias a la Municipalidad. Admitieron que, con precio de 10 pesos por hora, estarían en condiciones de entregar un 30% a la economía de la comuna. Sin embargo, recalcaron como relevante que el Gobierno se haga cargo de garantizarles cobertura de obra social y atenciones médicas en caso de accidentes en horario de trabajo. A ello sumaron el requerimiento de que les realicen aportes jubilatorios. "Hace 20 años que no tengo aportes ni obra social", lamentó una permisionaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 4 meses

Ya que hablamos de las tarifas medidas del estacionamiento, ¿alguien sabe quien decide el monto a pagar en la Playa de la terminal de Omnibus?. Hago esta pregunta porque esta mañana concurrí al lugar y por 20 minutos aboné $30, lo cual estimo, resulta excesivo. Por ese precio conviene tomarse un taxi y beneficiamos a un trabajador, no a un empresario.


Se está leyendo ahora