El Gobierno y la CGT lograron ayer acercar posiciones y arribaron a un principio de acuerdo en torno de la eximición del impuesto a las ganancias sobre el aguinaldo de diciembre y beneficios para jubilados y beneficiarios de la AUH, aunque el diálogo continuará la semana próxima en una mesa en la que se sumarán los empresarios a fin de consensuar un bono para empleados del sector privado.
Cumplidos los diez días de plazo que había pedido a la CGT para dar una respuesta a sus reclamos, el Gobierno anunció que otorgará un bono de 1.000 pesos para los jubilados que reciben la mínima y para los beneficiarios de la AUH. Además eximirá a fin de año del impuesto a las ganancias a los trabajadores que perciben aguinaldos que estén por debajo de 15.000 pesos y salarios en bruto de 55 mil pesos.
De esta forma, el Ejecutivo habría logrado frenar la convocatoria a un paro general tras una extensa reunión de cuatro horas que mantuvieron el ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, con los jefes de la CGT en la sede del gremio de Sanidad.

El ministro

Consultado sobre si con estas medidas se logró desactivar la medida de fuerza de la central obrera, Triaca señaló: "Hemos planteado respuestas y creemos que no debería haber un escenario para que eso suceda".
Cumplidos los diez días de plazo que había pedido a la CGT para dar una respuesta a sus reclamos, el Gobierno anunció que otorgará un bono de 1.000 pesos para los jubilados que reciben la mínima y para los beneficiarios de la AUH. Además eximirá a fin de año del impuesto a las ganancias a los trabajadores que perciben aguinaldos que estén por debajo de 15.000 pesos y salarios en bruto de 55 mil pesos.
En tanto, la compensación para los trabajadores estatales estaría avanzada, pero Triaca y Quintana evitaron dar cifras en la conferencia de prensa que brindaron en la Casa Rosada.
Al finalizar la reunión, Héctor Daer, uno de los triunviros de la CGT, confirmó que el miércoles participarán de una reunión con el sector empresario convocada por el Gobierno nacional para discutir la instrumentación de un bono de fin de año para los trabajadores privados.
Según Daer, el sector público "ya está avanzando" en la discusión por el otorgamiento de un bono de fin de año, a pesar de que, por ejemplo, la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el mandatario de Santa Fe, Miguel Lifschitz, adelantaron que las arcas provinciales no cuentan con los fondos necesarios.
Son muy pocas las provincias que estarían en condiciones de otorgar el bono de fin de año.
En cuanto a la instrumentación del bono, Daer remarcó que la CGT busca "establecer un piso que abarque a la totalidad de los trabajadores", aunque reiteró que "queda un tema que involucra a los privados y tiene que ver con una mesa conjunta con el Gobierno y los empresarios".
El jefe de Sanidad también señaló que "se habló" de "una cifra para deducir del sueldo anual complementario y establecer un tope a partir del cual los trabajadores tributen Ganancias dejando afuera prácticamente a la mayoría".

La semana que viene

Por su parte, Juan Carlos Schmid, otro de los triunviros de la CGT, sostuvo que "la semana que viene es clave" en las negociaciones con el Gobierno, al apuntar que en esa instancia se verá "cuál es la resolución". Schmid ponderó que "se ha encauzado parte de los reclamos" y aclaró que el Gobierno "siempre estuvo abierto al diálogo", por lo que, dijo, "han aparecido estas ofertas". En cuanto a la posibilidad de concretar un paro, señaló que "es muy posible que haya compañeros que tengan esa postura", mientras "otros estamos evaluando si podemos avanzar en soluciones".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora