El 17 y 18 de agosto, agentes sanitarios y personal del Programa de Control de Vectores de la Nación recorrieron barrios de la zona norte y este de la ciudad para hacer un levantamiento rápido de larvas de Aedes aegypti. Como resultado, se detectó que hay un mayor riesgo en la zona norte, donde una de cada cien viviendas controladas tenía larvas del vector y en una de cada cien casas había tres recipientes aptos para convertirse en criaderos.
Para la investigación se aplicó el método Lira (Levantamiento de Índice Rápido de Aedes aegyptiy) y el Breteau, que consiste en revisar si en las viviendas hay objetos que sirvan para que se reproduzca el mosquito que transmite el virus del dengue, chikungunya y zika.
Los datos fueron proporcionado por Mario Zaindenberg, director del Programa Nacional de Vectores de la Nación con sede en Salta. A El Tribuno le explicó que "los resultados son bajos y por ahora no alcanzan para tomar decisiones con respecto a cómo se debería actuar en los barrios con los operativos de descacharrado, porque son muy bajos y además no están dados los factores ambientales para que eso sea determinante".
El operativo se realizó con unas 40 brigadas integradas por personal de Vectores de la Nación y agentes sanitarios del Primer Nivel de Atención. Se recorrieron 10.600 viviendas de la zona norte de la Capital y 8.300 del este. En total son 42 barrios.
Los resultados del método Lira sobre la presencia de larvas de Aedes aegypti arrojaron que en la zona norte, de cada 100 casas, una tenía estas larvas en el patio, es decir el 1,11%. En la zona este el resultado fue 0,93%, es decir más bajo que en la zona norte.
El método de Breteau, que también se aplicó en los operativos, se trata de aquel que mide los recipientes positivos, es decir, aquellos que sirven como depósito para los huevos del mosquito.

En octubre

Zaindenberg, quien participó de una reunión plenaria el lunes pasado en la Municipalidad de Salta, junto a los epidemiólogos del Primer Nivel de Atención y de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad, explicó que si bien hicieron este operativo, "los datos y la criticidad de los barrios los aportará el personal del Primer Nivel de Atención, luego de que realicen el análisis correspondiente".
En diálogo con El Tribuno Zaindenberg había mencionado que también se haría un segundo operativo con el método Lira en octubre para tener datos más precisos y certeros.
Griselda Rangeón, funcionaria a cargo de la Coordinación de Epidemiología de la Provincia, le dijo a este medio que "es importante saber que el único momento válido para hacer un Lira es en enero porque técnicamente en ese mes ya empezaron las lluvias y podemos tomar valores aceptables y confiables".
El Lira es el método de monitoreo entomológico con el cual puede identificarse de forma rápida la presencia de larvas del mosquito.

Capacitación

El secretario de Ambiente municipal Federico Casas, junto al director del Programa de Control de Vectores de la Nación, acordaron que Mario Zaindenberg se hará cargo de la capacitación de los 120 operadores ambientales. Ellos serán los que recorrerán las zonas críticas de la ciudad.
La capacitación iniciará en la primera quincena de octubre y el Ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa de Vectores, pondrá a disposición el presupuesto necesario.

El dinero para la campaña de prevención

Sobre las partidas presupuestarias y el convenio entre la Municipalidad y la Provincia, el secretario de Ambiente municipal, Federico Casas, señaló: “Más allá de la firma, las tareas de prevención se realizarán”.
Con respecto al dinero que la Municipalidad destinará para completar los fondos que la Provincia aportará a Capital para los operativos de descacharrado, Casas expresó: “Para los operativos utilizaremos nuestros propios camiones y, de ser necesario, contrataremos del sector privado”.
Agregó que aún no hay un estimativo del dinero con el que la Municipalidad deberá contar para esas tareas.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 2 meses

El problema no es el "tachito " que tiene un vecino. El problema es que eliminaron a todos los depredadores naturales del mosquito, ( sapos , ranas,camaleones y otras especies que le daban duro ,parejo y tupido a los mosquitos. Cuando desmontaron todo para sembrar soja(preferentemente) se llevaron puesto a todos los depredadores y ahora le quieren hechar la culpa al pobre vecino, que lo ùnico que sabe es que todos los años tiene el mismo problema.

luis lescano
luis lescano · Hace 2 meses

ACA EN TARTAGAL FALTA QUE FUMIGUEN EN ZONA DEL HOSPITAL ZONAL...,ES UN HERBIDERO DE MOSCARDONES NEGROS----ZANCUDOS BY OLORES NAUSEABUNDOS SOBRE CALLE WARNES...POR DIOSITOOOOOOOOO...Y MAFI CUADRILLA DE DENGUES..NI NADAAA ..NI LIMPIAN LOS YUYOS NI LIMPIAN LAS VEREDAS


Se está leyendo ahora